El líder de Ciudadanos se fija en los Gobiernos centristas de la Unión Europea para impulsar su proyecto. El jueves reunirá en Madrid a representantes de todos esos partidos para mostrar empaque y solvencia en su carrera hacia el Palacio de la Moncloa.

El PP tiene a Sarkozy, Merkel y Cameron; el PSOE, a Hollande, Renzi y Schulz; y Ciudadanos, a Rasmussen, Bettel y Roivas. El respaldo internacional es clave para que un proyecto político cuaje y demuestre solvencia, motivo por el cual a menudo los líderes nacionales se rodean de homólogos extranjeros en sus actos de campaña o recaban muestras de apoyo desde otros países. Son maniobras que dan lustre al partido, lo revisten de una legitimidad y solidez que a los emergentes o minoritarios les cuesta más conseguir. Y por eso Albert Rivera está lanzado a superar ese hándicap, neutralizando de paso la crítica que PP y PSOE con más profusión le dedican, tachándolo de bisoño, frívolo o advenedizo, de no estar en condiciones reales de tomar el poder.

Siete son los modelos que Rivera cita a menudo como referentes. Son los Gobiernos centristas de la Unión Europea, los que ejercen el poder en Dinamarca, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Finlandia, Estonia y Eslovenia. Todos ellos forman parte del grupo liberaldemócrata (ALDE) en el Parlamento comunitario y estarán representados este jueves en el encuentro que Ciudadanos ha organizado para demostrar que su empresa es perfectamente realizable, que la conquista del poder desde el centro sociológico es algo que ya se produce con normalidad en otros países del continente, incluidos tres de los fundadores de la UE. “El centro gobierna en más países que la socialdemocracia”, se le escucha a Rivera con frecuencia, casi tanto como sus loas al también centrista y artífice de la Transición Adolfo Suárez.

Pero, ¿quiénes son esos líderes que guían al líder de Ciudadanos? Tienen nombre y apellidos, 46 años de media y todos aportan su cuota de influencia en la formación naranja, según valora para SABEMOS Francisco Andrés, responsable del programa de Internacional del partido.

1. Lars Lokke Rasmussen (51 años). El primer ministro danés es también el líder del Partido Liberal, que gobierna el país desde junio y lo hizo también de 2001 a 2011 y en otras cinco ocasiones desde 1920. Rasmussen “promueve el apoyo a los emprendedores y la iniciativa individual”, apunta Andrés, una de las obsesiones de Ciudadanos. Parte del programa electoral de Rivera está explícitamente dedicado a combatir el “capitalismo de amiguetes” y a potenciar la cultura del emprendimiento para generar riqueza. En el cara a cara que el domingo mantuvo con Pablo Iglesias, el candidato naranja encontró en ese aspecto uno de los puntos de fricción. Rivera insistía en la necesidad de generar mayores recursos para después redistribuirlos y no centrar los esfuerzos en repartir los actuales, que en su opinión no satisfacen la demanda social.

2. Charles Michel (39 años). El primer ministro belga lleva poco más de un año en el cargo y no ha tenido tiempo de desplegar una acción de Gobierno potente, pero C’s destaca su compromiso con “la expansión de los derechos civiles”, en consonancia con la mayor y más efectiva participación política que Rivera promete a los españoles. La regeneración democrática es una de sus banderas, con la que quiere recuperar el crédito perdido los últimos años por la clase política. Además, Michel es el líder del Movimiento Reformador, partido nacido en 2002, cuatro años antes que Ciudadanos. Tras lograr unificar a los partidos centristas de la zona francófona de Bélgica, se hizo con el poder en 2014. Todo un espejo en el que mirarse para el partido naranja.

3. Mark Rutte (48 años). Este político nacido en La Haya es el primer ministro de Países Bajos desde octubre de 2010. Presidente del VVD (Partido Popular por la Libertad y la Democracia), desde 2012 gobierna en coalición con los laboristas, formación a la que pertenece el ministro de Finanzas y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. En opinión de Ciudadanos, “aúna tanto el liberalismo clásico como el más social”, equilibrio que el tándem Rivera-Garicano busca en cada una de las medidas que componen su programa electoral.

4. Xavier Bettel (42 años). El primer ministro de Luxemburgo llegó al poder en 2013, tras pasar dos años al frente de la alcaldía de la capital del Gran Ducado. La formación a la que pertenece, el Partido Democrático, “se distingue por su defensa de los derechos humanos, su internacionalismo y el compromiso por las libertades civiles”. Esa vocación internacionalista es fundamental para Ciudadanos, que reclama avanzar en el proceso de integración europea, cediendo más soberanía y trabajando por la construcción de unos Estados Unidos de Europa.

5. Miroslav Cerar (52 años). El primer ministro de Eslovenia lleva 13 meses exactos en el cargo, tiempo insuficiente para reivindicar una gestión aún en fase embrionaria. Se trata de un “líder ajeno a la política que ganó las elecciones por su discurso firme en materia anti-corrupción”, subraya Ciudadanos. Todo un aldabonazo para las proclamas regeneradoras y de transparencia que defiende la formación naranja y a las cuales cabe atribuir parte de su éxito. Cerar, abogado de profesión, como Rivera, creó su partido apenas cuatro meses antes de presentarse a las elecciones que ganaría con el 35% de los votos en 2014.

6. Juha Sipilä (54 años). El primer ministro finlandés acaba de cumplir cuatro meses en el poder. En las elecciones de primavera llevó a su formación, el Partido del Centro, del cuarto al primer puesto. Se trata de un proyecto con más de un siglo de vida, uno de los tradicionales partidos de Finlandia, que ha alternado acuerdos con la izquierda y con la derecha, “de corte agrario descentralizador, poco parecido” a Ciudadanos, según el propio partido. “No es un referente ideológico per se”, aunque sí sea ejemplo de cómo se puede “gobernar fuera de la lógica izquierda-derecha” y mantenga buenas relaciones con la formación naranja dentro del grupo liberaldemócrata en el que se integran Javier Nart y Juan Carlos Girauta.

7. Taavi Roivas (35 años). El primer ministro de Estonia es el más joven de todos y pertenece a la quinta de Albert Rivera, la de 1979. También es el benjamín de los 28 mandatarios de la UE y “sin duda uno de los grandes referentes de C’s”. La comisión de internacional del partido ve un “gran parecido” entre el liderazgo de Roivas y el de Rivera y destaca del estonio “sus buenas dotes de negociación al formar coaliciones”. Ya va por su segunda legislatura.

Ciudadanos tratará que más de uno de estos líderes arropen a Rivera en su campaña, que afronta lanzado por el trampolín de las elecciones catalanas, el auge en las encuestas y el éxito que supuso el cara a cara con Iglesias. Aprovechando ese cúmulo de circunstancias favorables, aspira a conquistar a la mayoría del 45,1% de españoles que en el último barómetro del CIS se ubicó entre el 4 y el 6 en la escala ideológica, donde el 1 es la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha. In medio virtus.