Esperamos a Reed Hastings y Ted Sarandos en un hotel. Por supuesto, no en sus oficinas. Ni tienen oficinas ni piensan tenerlas: su actividad se desarrollará desde Amsterdam. Pero aseguran que generarán puestos de trabajo en nuestro país: “En España tendremos por ahora gasto local en mercadotecnia y agencias. Cuando empecemos a producir contenido será cuando creemos empleo”.

En una reunión con varios medios, entre ellos SABEMOS, Reed Hastings se felicita por la entrada en su país número 55. “Comenzamos con Netflix hace 18 años, y llevo 15 años con Ted (Sarandos). No podíamos permitirnos una oficina y enviábamos los DVD por correo desde su dormitorio. Hoy crecemos al mismo ritmo que Youtube porque la gente quiere dar a un botón y ver contenidos, no ser prisioneros de una agenda. En el futuro, la gente mirará al pasado y dirá que era muy raro que una serie fuese a una hora en concreto un día de la semana”.

En todo momento, Hastings y Sarandos se esfuerzan por ser simpáticos. No quieren ser vistos como intrusos, sino como un complemento a lo que ya existe. “No queremos cambiar el mercado, pero sí que los consumidores disfruten los beneficios globales de Internet. A la HBO no le va peor porque nosotros crezcamos. Si tienes buenos productos, Internet te ayudará a crecer. Nuestro crecimiento no va contra el de Movistar o cualquier otro“, subraya Hastings. 

Netflix tiene claro que el futuro de la televisión pasa por la red y no por las ondas: “El camino para las cadenas es adaptarse a Internet. Un buen ejemplo es cómo lo ha hecho BBC en UK. A quienes no presten atención les pasará como a los periodistas que no se fijaban en internet”, explica el directivo. 

Hastings destacó el carácter global de sus producciones, con series como Sense8, que se emite por todo el mundo, o Narcos, con actores mexicanos y que está siendo un gran éxito en Alemania.

“En cada país hay problemas de derechos. Nuestro reto es conseguir el contenido adecuado. En nuestro primer año en cada país aprendemos mucho sobre qué ve la gente, qué les emociona, sobre qué tuitean, y buscamos más contenidos de este tipo. En tres meses sabremos mucho más sobre los retos que tenemos”, asegura.

Ted Sarandos, responsable de la estrategia de contenidos, subraya la importancia del contenido original, y explica por qué Movistar+, y no ellos estrena sus principales series en España, House of Cards y Orange is the new black: “Al principio teníamos que minimizar el riesgo de vender fuera de nuestros mercados”, indica. “Seguirán en esas redes, pero tenemos mucho más contenidos. Tenemos en producción 22 series originales y llegaremos a 30 por las mismas fechas del año próximo”. ¿Llegarán a las 52 series para hacer maratones cada fin de semana? “No es nuestro objetivo, y no a todo el mundo le gustarán las mismas series, pero probablemente sí terminemos superando esas cifras”.

“Nuestros productos viajan bien porque utilizan un tipo de narrativa adictiva que hace que los consumidores se impliquen. Algunas son muy globales, como Sense8, que se produce en muchos países. Nuestro objetivo no es traer historias de Hollywood a España, sino llevar historias de cualquier parte del mundo a todas partes. Estamos produciendo en Francia, en Italia, en Brasil, estamos con nuestro segundo producto en México…”.

¿Y en nuestro país? “Buscamos nuestra serie ideal en España. Nos hubiera gustado presentarla hoy, pero no queríamos poner un plazo concreto, sino escoger un producto realmente idoneo“. La compañía está ya en conversaciones con agentes del sector nacional de la producción para sacar delante un producto realmente llamativo, como Marsella, la serie que Gerard Depardieu protagoniza en Francia. 

Por supuesto, no pueden faltar preguntas sobre las descargas de contenidos: “La mejor forma de combatir la piratería es ofrecer mejores opciones, sencillas y fáciles de utilizar. En Australia, desde que hemos llegado, la piratería ha caído un 25% en 7 meses”, subraya Sarandos.

O por qué han tardado tanto en entrar en España: “El problema para no haber llegado antes a España es el dinero. Necesitábamos esperar un poco más”.

También un clásico de cada presentación en un nuevo mercado. ¿Cómo saben qué funciona en cada país? “Para saber qué funciona en cada país empezamos comprobando los datos de la taquilla, los ratings televisivos, datos de piratería. Pero en una semana en España descubriremos mucho más sobre el mercado de lo que hemos aprendido hasta ahora”

¿Y el fútbol? ¿Esto tiene posibilidades en un mercado tan amante del balompié? ¿Funcionará Netflix en un mercado donde la Champions ha monopolizado las conversaciones de contenidos televisivos del verano? “En Reino Unido también adoran el deporte, y Netflix funciona muy bien”, sentencia Sarandos. 

Lo que está claro es que sus planes son ambiciosos: “Nuestro objetivo es llegar a una tercera parte de los hogares españoles en los próximos 7 años”, Esto implica, en cifras gruesas, una facturación anual de entre 400 y 500 millones a los precios con los que ha salido al mercado. 

“Vamos a añadir nuevos contenidos, literalmente, cada día. En poco tiempo el consumidor tendrá el doble de los que tiene ahora”, explica.

Imagen | ‘wired.com