Las empresas que ejecutan el AVE entre Medina y La Meca contemplan la creación de un consorcio similar para presentar una oferta de construcción y explotación, en régimen de concesión de la línea de alta velocidad de California.

La iniciativa, que supondría el primer AVE de Estados Unidos y la mayor infraestructura civil puesta en marcha en este país, cuenta con un presupuesto de 68.000 millones de dólares, unos 60.000 millones de euros.

Las autoridades norteamericanas, que ya han adjudicado la construcción de algunos tramos, están buscando fórmulas alternativas de financiación en otras fases del proyecto, lo que se ha traducido en una convocatoria internacional para que las empresas hagan sus propuestas.

Según informa este lunes el diario económico Expansión, 35 empresas de todo el mundo han expresado a la California High Speed Rail Authority, el organismo encargado del desarrollo del proyecto. Las empresas asumirían la financiación y el mantenimiento mediante un método de concesión similar al que ya existe en el AVE de Arabia Saudí.

Fuentes próximas al consorcio español que ejecuta el AVE entre Medina y La Meca (formado por una docenas de empresas: Adif, ACS, Consultrans, Copasa, Siemens, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo) han asegurado que unas de las opciones que van a presentar a las autoridades norteamericanas es confeccionar un consorcio multidisciplinar similar al saudí, un proyecto en el que “encajaría un modelo de contrato llave en mano en el que las empresas se encarguen del diseño, construcción y posterior explotación del ferrocarril”.