¿Por qué celebra la red social una jornada dedicada a la educación? ¿Cómo puede servir Twitter a la comunidad educativa? El profesor, experiodista y asesor de comunicación Juan Pedro Molina Cañabate nos cuenta que tiene beneficios para todas las partes.

El pasado 15 de octubre, la red social celebró el #EducationDay, un evento paneuropeo para celebrar el conocimiento y la educación en la plataforma y mostrar que Twitter puede ser un canal para investigar, informar e inspirarse. A la iniciativa se sumaron más de 170 instituciones de toda Europa, entre ellas la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Sevilla y la Universidad del País Vasco.

Desde la compañía explican que la idea surgió porque “a diario vemos que en Twitter hay muchas conversaciones relacionadas con la educación: profesores que intercambian experiencias, profesores que adelantan temas o contenidos, expertos que dan información sobre sus materias y estudiantes que buscan información y material de su interés”.

El doctor Juan Pedro Molina Cañabate (@MolinaCanabate) de la Universidad Carlos III es uno de los profesores que utiliza la red social con fines pedagógicos y que participó en el #EducationDay. Él resume así los beneficios de utilizar Twitter en la educación:

“En primer lugar, todas las partes implicadas se conocen mejor. El conocimiento mutuo genera confianza, y la confianza es la base sobre la que se asienta la educación. En segundo lugar, Twitter genera experiencias directas profesor-estudiante. En tercer lugar, Twitter es la plataforma que, de forma rápida, lleva a otras donde poder ahondar en contenidos”.

No obstante, aclara, “una herramienta por sí misma, ni mejora ni empeora una relación. Una herramienta es un medio a través del cual se consigue algo, una caja de resonancias. En la enseñanza, Twitter es una herramienta magnífica, pero tiene que haber una trastienda pedagógica detrás”.

¿Enseña el funcionamiento de Twitter a sus alumnos o vienen aprendidos? ¿O se enseñan mutuamente?

“Mis alumnos son nativos digitales y conviven con las redes sociales. El profesor es un director de orquesta, un catalizador de emociones o un interruptor que gradúa la intensidad de ejercicios teóricos y prácticos. Que no es poco”.

Molina Cabañete es profesor de Comunicación Corporativa y claro, en Twitter tienen casos de estudio a diario:

“En clase vemos y comentamos casos de crisis de imagen y reputación. Twitter es una buena herramienta para hacer prácticas reales en tiempo real en donde los estudiantes de Periodismo/Comunicación Audiovisual, por ejemplo, comprenden y ponen en marcha mecanismos informativos y de imagen pública”.

A la pregunta de para quién es más útil la red social, si para el alumno o para el profesor, el profesor explica que “en la sociedad-red, con relaciones multidireccionales-horizontales (como explica Ignasi Vendrell), todos los miembros son emisores y receptores y, por lo tanto, todos encuentran los mismos beneficios en las herramientas”.