El próximo 17 de noviembre dará comienzo en Barcelona IBTM World (anteriormente conocida como EIBTM) la feria turística dirigida al sector MICE más importante de las que tienen lugar en nuestro país.

Durante tres días la Fira Barcelona se convierte en una curiosa torre de Babel en la que hombres y mujeres enfundados en sus mejores trajes de chaqueta y luciendo sus más luminosas sonrisas, venden las excelencias de sus productos, sean éstos hoteles, destinos, tecnología o excursiones.

A priori podemos apreciar poca diferencia con otras grandes ferias como el madrileño FITUR, sin embargo, sí hay importantes peculiaridades que nos ayudan a diferenciar la IBTM de otros eventos turísticos similares. La principal de ellas es el público objetivo de este evento, que no es otro que aquellos interesados en la organización de viajes de incentivos, congresos, reuniones y grupos en general. No es una feria a la que pueda acceder cualquiera, es necesario pertenecer a la industria turística para visitarla y no cuenta con días de visita para el público en general, por lo que si está buscando el destino ideal para sus próximas vacaciones, esta no es su feria; pero si lo que le interesa es encontrar el emplazamiento perfecto para ese importantísimo congreso corporativo o ese viaje de incentivo que su empresa organiza de manera anual, está tardando en inscribirse como comprador.

IBTM World acumula una experiencia de 27 años a sus espaldas, reuniendo solo en 2014 a 3.000 expositores y casi 9.000 visitantes, de los cuales 3.925 eran compradores y siendo el resto profesionales de la industria turística. Las estadísticas de esta feria resultan impresionantes si tenemos en cuenta que, de media, cada expositor genera por su presencia en ella, unos beneficios de 660.000 euros y el 93% de los expositores, está deseando repetir la experiencia este año 2015.

Como expositor las ventajas más notables (sin contar el volumen de negocio generado por la presencia en la feria) son la comodidad para subir toda la información del producto a una sola plataforma online desde donde los interesados podrán descargársela, así como la facilidad a la hora de organizar la agenda de reuniones durante los días de duración del evento, ya que los compradores pueden bloquear la hora de reunión con el proveedor de su interés directamente en esta plataforma online de IBTM.

Pero no todos los contratos se cierran en salas de reuniones y eso es algo que los organizadores de la IBTM, saben muy bien. La feria facilita que los profesionales asistentes profundicen en sus relaciones y amplíen su red de contactos en eventos como la Welcome Reception (día 17 de noviembre), la Networking Hour (el 18 de noviembre) y la Club Night (noche del 18 de noviembre). Estos eventos permiten tanto a expositores como a visitantes relacionarse en un ambiente más distendido y cordial, creando vínculos de negocios más estrechos no solo con posibles compradores, si no también con otras empresas, sean éstas competidoras o afines, lo que tiene como consecuencia la ampliación del círculo de conexiones dentro del sector de aquel profesional que sepa aprovechar la oportunidad que se le ofrece. La industria del turismo de negocios y de grupos no es tan grande, dándose por otra parte una gran movilidad de los profesionales entre las diversas compañías que la componen. Además, no podemos perder de vista que una gran red de contactos puede ayudarnos (y mucho) en este mundillo. Otro punto a favor de la IBTM World.

Es probable que si eres expositor cuentes con poco tiempo para acudir a las interesantes charlas y conferencias ofrecidas por auténticos gurús del sector que tienen lugar a lo largo de los tres días de duración de la feria al amparo del llamado Programa de Conocimiento, pero los profesionales que asisten como visitantes, no deberían dejar pasar la oportunidad de ampliar y actualizar sus conocimientos sobre marketing para nuevos consumidores, redes sociales, tendencias turísticas futuras u organización de eventos. Estas charlas formativas son ya un clásico de la IBTM y resultan de lo más útil a la hora de mantenernos actualizados con las últimas tendencias del turismo MICE.

En resumen, IBTM acumula una larga serie de beneficios que ninguna empresa MICE debería dejar pasar y esto lo dice alguien que se considera enemiga número 1 de las ferias turísticas. Hace tiempo que no le encuentro mucha razón de ser a estos excesivamente caros y absorbentes eventos presenciales en plena era de las comunicaciones digitales, ¿Por qué encerrarnos durante 3 ó 4 días en un recinto ferial para reunirnos con alguien de Estados Unidos cuando podríamos hablar con esa persona a través de Skype? ¿Por qué machacarnos los pies para llevarnos un vídeo o unos folletos sobre el hotel en el que tal vez, solo tal vez, vamos a organizar una reunión, cuando podemos descargarnos toda la información de su web o nos la pueden subir a Dropbox? ¿Por qué desplazar a varios empleados miles de kilómetros con la intención de promocionar el producto, cuando es tan sencillo posicionar nuestra página web gracias al marketing digital? Pues la respuesta en este caso es bastante sencilla: porque merece la pena. Porque se trata de una feria verdaderamente profesional en la que se genera un importante volumen de negocio para el expositor y porque, simplemente, si no estás en IBTM World, no existes.