La plataforma de micromecenazgo Verkami y la ONG Rescate Internacional ha puesto en marcha una campaña de financiación para un proyecto algo atípico: la ayuda a los refugiados. En lugar de apoyar iniciativas de negocio, los usuarios que accedan a esta plataforma podrán hacer aportaciones para respaldar “proyectos de vida” de los refugiados.

Europa ha demostrado -con la salvedad de algunos gobiernos y gobernantes abyectos- que no es ajena a las emergencias humanitarias y que las puertas de las casas del viejo continente están abiertas para los refugiados que huyen de la guerra en Siria y del Estado Islámico en Oriente Próximo.

Como parte de la red de asistencia a este colectivo, la ONG Rescate Internacional apoya a las personas desplazadas por el conflicto bélico en Jordania, Líbano y Siria, pero también en España. Y aquí empiezan a necesitar más dinero.

“En España se ha incrementado el número de solicitudes de asilo y una de las causas ha sido la crisis siria. Hay gente que se queda fuera de los proyectos de ayuda porque la financiación se queda corta, que se queda en lista de espera para el año siguiente”, asegura en declaraciones a SABEMOS el director de la ONG en España, David Palomo.

Debido a la creciente demanda de asistencia, Rescate Internacional ha decidido darle un giro innovador a su recaudación: ha creado una campaña en la plataforma de micromecenazgo Verkami, que normalmente se dedica a financiar proyectos creativos.

“Se trata de financiar un proyecto de vida. ¿Qué proyecto hay más creativo que una vida, que la vida de un refugiado?” aclara a SABEMOS uno de los fundadores de Verkami, Jonás Sala. Lo que pretende esta iniciativa es satisfacer las necesidades de los desplazados una vez que llegan a España y “darles la oportunidad de que rehagan su vida”, cuenta Palomo.

Rescate Internacional se dedica, sobre todo, a la asistencia jurídica y psicosocial, pero en la situación actual se encuentran con gente que carece de lo más básico, por lo que parte de sus fondos se consagra a cubrir las necesidades primordiales de los refugiados.

Un proyecto innovador

La campaña HOPEFUNDING se sale de lo normal. Frente a los proyectos creativos que se publican habitualmente en Verkami, este no tiene un umbral a partir del cual se empieza a financiar la iniciativa. Cada euro cuenta y “cuanto más dinero consiga Rescate Internacional, más refugiados podrán atender”, explica Jonás Sala desde Verkami.

Tampoco hay recompensas para los mecenas que respaldan el proyecto, aunque sí detallan lo que se puede conseguir por las cantidades que se donan: 30 euros sirven para cubrir un día de necesidades básicas y alojamiento de un refugiado en España, mientras que 100 euros costean un mes de formación profesional para jóvenes refugiados y 150 euros son suficientes para pagar la escolarización y la atención psicológica de un niño durante un mes en Siria y los países aledaños.

“Si nosotros vemos que podemos aportar un valor, ayudar a una causa concreta, siempre estamos encantados de aportar nuestro granito de arena”, subraya Jonás Sala, que explica que esta es la primera iniciativa solidaria en la que se puede contribuir en la plataforma.

En cualquier caso, para todos los usuarios “la verdadera recompensa es ayudar a otras personas”, concluye David Palomo.