Las grandes compañías apuestan por la diversificación para tener mayor capacidad de reacción ante cualquier crisis. Pero el caso de Toshiba va más allá. La que fuera un día potencia en el segmento de los semiconductores para equipos tecnológicos, ahora divide sus esfuerzos a la espera de resultados.

Dividir o morir; o divide y vencerás. Cualquier opción puede ser válida para la compañía de origen japonés que esta semana ha presentado sus últimas novedades tecnológicas (que ya anunció en el pasado IFA de Berlín), pero que se suma a otras noticias que ha dejado la multinacional nipona en el último mes en el ámbito de la energía nuclear y el tratamiento de aguas.

Realmente no se trata de una locura azarosa ante los escándalos corporativos que ha vivido Toshiba en los últimos meses. Lo cierto es que lleva ya un tiempo en el negocio de la energía nuclear y el uso de la tecnología para negocios ecológicos. La curiosidad se hace bandera cuando sigue estando presente en las ferias tecnológicas, presenta ordenadores portátiles y sigue siendo enseña del mundo digital.

De este modo, y precisamente porque tampoco puede descuidar su área tecnológica, ha presentado dos modelos de PC convertibles (un híbrido entre portátil y tablet) para buscar un hueco en un segmento que también es complicado. De hecho, según ha informado la compañía, en estos momentos solo un 10% de los ordenadores que se venden, entre el conjunto de portátiles, de mesa o convertibles, son precisamente de esta última variedad. Así pues, se trata de una apuesta arriesgada, en un mercado muy complejo y dinámico, y con la sensación de que pueden no triunfar. Es decir, la clase de ingredientes que parece mezclar la compañía japonesa en los últimos años.

Tras la tempestad llegó la calma

En pleno mes de julio, con la ponzoña de un verano extremadamente caluroso, llegaron unas noticias de alto calado sobre Toshiba. Altos directivos de la compañía estaban implicados en un escándalo de irregularidades contables. Unas dimisiones por aquí y, lo que es peor, la sensación de un golpe definitivo por allá, trajo consigo toda clase de especulaciones sobre el futuro de la compañía nipona.

Tres meses después parece que las aguas vuelven a bajar por su cauce. Nuevos miembros en la junta corporativa, un firme compromiso de mejor cultura empresarial y una postura firme contra el escándalo que acaban de sufrir. También hay un compromiso por parte de los nuevos directivos para endurecer los controles contables para que no vuelva a suceder nada parecido. En definitiva, una serie de medidas que van dirigidas en gran parte hacia su accionariado, con el fin de recuperar la confianza, pero también para quienes todavía depositan su confianza en la compañía.

Energía nuclear y agua

Se puede acusar a Toshiba de muchas cosas, pero no de haber estancado su negocio. De este modo, un alto ejecutivo de la empresa manifestó la semana pasada que están interesados en entrar en el negocio nuclear en Turquía, ya que estiman que se trata de un país con un gran potencial de crecimiento en este ámbito energético y no quieren quedarse atrás.

No obstante, no es el único sitio curioso donde tienen pensado invertir. Para quienes solo conozcan a Toshiba por su faceta tecnológica le sorprenderá, pero detrás de los ordenadores y demás “cacharros”, hay una compañía que tiende a invertir. En este caso lo hace en la India haciéndose con una empresa orientada al tratamiento de aguas.

Pueden ser dos negocios redondos ya que son sectores estratégicos para el futuro, tanto el energético como el hídrico, donde merece la pena aumentar los recursos por si los PC convertibles no avanzan.

Hasta entonces, estas son las características de los productos presentados:

satellite radius 12

El Satellite Radius 12 es un ultrabook convertible de gama alta con pantalla Full HD de 12,5”. Se trata de una solución ideal para los usuarios que buscan un equipo potente, extremadamente móvil y capaz de funcionar como portátil o tableta indistintamente. Sólo mide 23,5 mm de grosor, pesa 1,32 kg de peso y tiene una autonomía de hasta 8 horas.

Dispone de una bisagra giratoria de 360º, lo que permite cinco modos de uso diferentes: portátil, tableta, tabletop, presentación y audiencia. Integra la 6ª Generación de procesadores Intel CoreTM i7, un disco de alta velocidad de estado sólido (SSD) de 256GB y RAM de 8GB e incluye un puerto USB 3.1 de alta velocidad Tipo C de 2ª Generación (10 Gbps).

Precio: 1.499 euros

satellite click 10

El nuevo 2 en 1 con pantalla extraíble de Toshiba, el Satellite Click 10, se transforma de portátil a tablet de manera extremadamente sencilla, con un solo click. Es adecuado para su uso en entornos de ocio o de productividad, por lo que resulta el dispositivo perfecto para quienes buscan un equipo secundario para viajar o estudiantes que deseen tomar notas en clase.

Cuenta con una pantalla de 25,7 cm (10.1”) WUXGA, con una resolución de 1920 x 1200, superior a la Full HD, y más de 15 horas de autonomía. Pesa 1,1 kg. como portátil y 552 gr. como tableta. Integra un procesador Intel Atom, 2GB de memoria RAM, disco duro eMMC de 32GB, ampliable a 128 GB con tarjetas microSD, dos puertos USB 2.0 estándar en el teclado y Micro-USB, microSD y Micro-HDMI en la tablet.

Precio: 399 euros