El líder autonómico del partido morado, Roberto Uriarte, rechaza apoyar la manifestación que mañana exigirá la excarcelación del dirigente abertzale. Parte de la formación morada se desmarca y sí acudirá a la marcha. El hijo de Otegi compara al barón de Pablo Iglesias con Mayor Oreja.

Arnaldo Otegi ha provocado un cisma en Podemos Euskadi. El partido de Pablo Iglesias tiene problemas para fijar una postura común ante el abertzalismo y las diferencias internas quedan en evidencia en cuanto hay oportunidad. La polémica esta vez ha surgido a causa de la manifestación que mañana recorrerá las calles de San Sebastián para exigir la libertad de Otegi, que cumple condena por pertenencia a organización terrorista. La izquierda abertzale considera que el caso Bateragune que le condenó fue un juicio político y lleva años promoviendo una campaña a favor de su excarcelación. La marcha de mañana, que también pide la liberación de Rafael Díez Usabiaga -el otro condenado por el caso que sigue en prisión- será un nuevo reflejo de ella, ante la que Podemos no ofrece una postura unitaria.

Por un lado está el oficialismo que encarna el secretario general del partido en la región, Roberto Uriarte. “Estamos de acuerdo en pedir la libertad de Otegi pero no estamos de acuerdo con la apología de Otegi”, opina Uriarte, que no acudirá a la marcha y no apoya su convocatoria. Según él, lo que Bildu pretende es aprovechar “una causa justa para intentar introducir otro elemento que no es tan justo”: el de atribuir al secretario general de Sortu el mérito del fin de la violencia anunciado por ETA hace cuatro años.

Uriarte critica la marcha porque no cree que Otegi sea el “abanderado de la paz”

El dirigente morado lidera la corriente de Podemos Euskadi más alejada de la izquierda abertzale, la que exige a Bildu mayor firmeza en la condena del terrorismo. En declaraciones a ETB, Uriarte criticó el miércoles que el texto convocante de la marcha presente a Otegi como “abanderado de la paz”, “líder del proceso de paz”, el hombre “que apostó por la palabra cuando parecía que nadie lo haría”. “Todo eso en mi opinión no es cierto”, zanjó.

En el lado contrario, aparecen figuras como Koldo Martín, portavoz de Podemos en las Juntas Generales de Álava. “Yo sí estaré en Donostia el sábado (…) para llevar nuestra solidaridad a todos aquellos y aquellas que en este caso han sido represaliados por su condición de representantes políticos de la izquierda abertzale”, aseveró en un artículo publicado esta semana en Gara. En ese mismo texto, Martín critica los “fútiles argumentos” con que Uriarte se opone a la manifestación, le advierte de que no puede hablar en nombre de todo el partido y avanza que acudirá a San Sebastián “junto a otras personas de Podemos”.

“Con Roberto Uriarte llueve sobre mojado y son varios los capítulos de este tipo por él protagonizados. Como suele decirse una vez es casualidad, dos es coincidencia y la tercera plena de intención (ya van más de tres, ¿verdad?)”, expone el juntero evidenciando la crispación interna que provoca el tema. Martín considera que “no podemos negar nuestra solidaridad ante la injusticia que se está cometiendo y es nuestro deber denunciarlo como agentes del cambio político y social”.

“Variedad de opiniones”

La cabeza de lista a las generales por Guipúzcoa, Nagua Alba, trata de rebajar la tensión asegurando que “Podemos tiene la peculiaridad de haber nacido después del cese de la violencia de ETA, reúne a gente que antes votaba a unos o a otros partidos y es normal que haya variedad de opiniones en una organización donde además se fomenta esa pluralidad”. En conversación con SABEMOS, Alba aseguró ayer que su partido “tiene una postura muy clara de celebrar y recibir con los brazos abiertos cualquier iniciativa que se tome en favor de la convivencia en un espacio nuevo que la ciudadanía ha comprendido mucho mejor que los políticos, habría que aprender de ella”.

La número uno a las generales por Guipúzcoa, Nagua Alba, rebaja la tensión y achaca las discrepancias al “pluralismo” de Podemos

La también miembro del consejo ciudadano estatal -máximo órgano del partido entre congresos- no acudirá a la manifestación porque “ahora ni siquiera estoy allí”, pero subraya que lo importante es trabajar “por la reconciliación”. Podemos “tiene la mano tendida hacia cualquier maniobra encaminada hacia la consolidación de la paz, frente al inmovilismo de un PP que ha vuelto a quedar en evidencia con la desautorización de Arantza Quiroga”, a quien una iniciativa benévola con Bildu ha costado el puesto de líder popular en el País Vasco.

En cualquier caso, lo que sí es evidente es que la izquierda abertzale no ha encajado nada bien el distanciamiento de Uriarte hacia la manifestación. Históricos de Batasuna como Pernando Barrena o Joseba Permach han mostrado su malestar en las redes sociales, al igual que ha hecho Hodei Otegi, hijo del preso, que ha comparado al líder autonómico de Podemos con Jaime Mayor Oreja, expresidente de los populares vascos y exministro del Interior.

“Mayor Oreja (PP) inventó lo de apología del terrorismo y tregua trampa. Uriarte, de Podemos, lo de apología a Otegi y entrevista trampa”, ha escrito en su perfil de Twitter. Además, ha tachado de “incoherencias-mentiras” los argumentos esgrimidos contra la manifestación y ha recordado que “el año pasado Teresa Rodríguez [líder de Podemos en Andalucía] dio su adhesión sin problemas”.

La tensión con la izquierda abertzale llega después de que el partido morado haya rechazado formar una candidatura de confluencia junto a ella para las generales. Pablo Iglesias había avanzado en junio una postura -“Bildu está haciendo un camino positivo, de normalización y de rechazo de la violencia, pero creo que para que se diera un nivel de empatía equivalente al que tenemos con otros sectores tendría que pasar mucho tiempo”- que después se ratificó a nivel autonómico. Nagua Alba lo explica así para SABEMOS: “Pensamos que hay actores políticos de los que estamos más cerca y actores de los que estamos más lejos, pero no creemos que en Euskadi se den en este momento las condiciones para buscar una candidatura conjunta”.

La convulsión interna empieza a ser una constante en Podemos Euskadi, que ya vivió a un mes de las elecciones de mayo la dimisión de su número dos, Iratxe Osinaga, y del líder del partido en San Sebastián, Hannot Sansinenea. La primera adujo diferencias programáticas con la dirección y el segundo razones de “incompatibilidad” de su puesto orgánico con su actividad privada.

europarlamentarios con otegi

Un total de 24 diputados del Parlamento Europeo se han adherido a la iniciativa ‘Free Otegi, Free Them All’ que exige la excarcelación de los condenados por el ‘caso Bateragune’. Entre ellos, destacan Martina Anderson, del Sinn Fein, o Ernest Maragall, de ERC. Además, han respaldado la convocatoria de la manifestación otros miembros de ERC, como Joan Tardá; CUP, como David Fernández o Quim Arrufat; el expresidente del PSE, Jesús Eguiguren; o Doris Benegas, hermana del socialista vasco recientemente fallecido Txiki Benegas.