La exdiputada de UPyD Irene Lozano, que ha aceptado la propuesta de integrarse en las listas del PSOE a las generales, ocupará el puesto número cuatro en las listas de cara al 20-D.

Los movimientos para que Lozana se haya hecho con el número cuatro han pasado por la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, que ya no concurrirá al Congreso de los Diputados por la lista de Madrid, después de que haya aceptado encabezar la candidatura por Guadalajara, han informado a Europa Press fuentes socialistas.

Es así como Rodríguez deja hueco en la lista madrileña a la exdiputada de UPyD Irene Lozano, que podrá ocupar el número cuatro que deja libre la secretaria de Empleo, que es militante por Castilla-La Mancha.

Un día con polémica

En declaraciones en el Congreso, donde esta mañana ha renunciado a su acta de diputada, Lozano ha asegurado que desde el PSOE seguirá haciendo el mismo trabajo que en sus cuatro años como parlamentaria de UPyD, en favor de la regeneración de las instituciones, que es necesaria para salir de la “crisis política” que vive España. “Lo que importa no soy yo, no es un partido u otro, sino la gente que podemos trabajar por sacar nuestro país adelante”, ha declarado, citada por la agencia Efe. Asimismo, Irene Lozano ha rechazado el calificativo de tránsfuga porque ella, explica, ha dejado su escaño e incluso, ha apuntado, ha renunciado a la indemnización por cese para que nadie pueda decir que está cobrando como exdiputada de UPyD mientras trabaja para el PSOE.

Respecto a las duras críticas recibidas por parte de miembros de su anterior partido, Lozano ha afirmado: “No tengo nada que decir, yo les deseo a todos que les vaya muy bien fuera de la política”. La exdiputada de UPyD, que recibió la oferta directamente de Pedro Sánchez la semana pasada, ha apuntado que aún no sabe en qué lista irá, y que entiende lo complicado que es elaborar las candidaturas y por eso ha asegurado que sus preferencias personales son “secundarias”.

Tras asegurar que ha sido felicitada ya por numerosos socialistas, que están siendo “comprensivos en general”, ha señalado, ante quienes puedan tener “recelos” dentro del PSOE, que llega a ese partido “a sumar” y espera que su trabajo le permita ganarse la confianza de todos.

Para Lozano, “el mismo hecho” de querer contar con ella “como figura independiente” en un proyecto de “auditoría democrática”, ya es un “síntoma de cambio” por parte de los socialistas. Ha recordado en este sentido que tanto ella cuando estaba en UPyD como el conjunto de la sociedad han criticado a PP y PSOE entre otras cosas por su “cerrazón” y por eso el hecho de que los socialistas se abran a “independientes” demuestra que su proyecto de cambio es “serio y es creíble”.

Además ha señalado que en la medida en que pueda colaborar a ese cambio que impulsa el PSOE, que en su opinión es “el más viable”, acepta el reto, que según ha insistido es “coherente” con lo que ha defendido estos años.

El comité de sabios

Lozano ha asegurado que su papel en el “comité de sabios” -en el que también la ha incluido Sánchez- será el de defender esa “auditoría democrática” promoviendo la transparencia y la eficacia en la gestión de las instituciones, aunque la suya será una opinión más dentro de dicho comité y será el PSOE el que tome las decisiones de forma colectiva.

La exdiputada no ha querido entrar en si defenderá desde el PSOE propuestas como la reforma electoral que pedía desde UPyD y que siempre han rechazado tanto socialistas como populares. “Ese aspecto tan concreto no me he planteado aún”, ha admitido, pero ha insistido en que defenderá que se sigan los “estándares internacionales” que hay en materia de regeneración y que España debería “copiar”, sobre todo mirando a países como Dinamarca.

Asimismo, Irene Lozano ha defendido la actuación del PSOE en casos como el de los EREs fraudulentos, y ha señalado que la dirección del partido “ha dado muestras de cierta contundencia” con la salida de Gaspar Zarrías y Manuel Chaves. “Si ha hecho todo lo que tenía que hacer es algo que debe decidir la dirección del partido, en la que no estoy”, ha apostillado.

Respecto al futuro de UPyD, Irene Lozano se ha limitado a señalar que los afiliados del partido ya decidieron en su momento “su propio futuro” -eligieron a Andrés Herzog en las primarias en las que ella también era candidata-. “Eso ya queda en sus manos”, ha concluido.