La diputada de UPyD renuncia hoy mismo a su escaño para presentarse con el PSOE a las elecciones generales.

Tras la sonada marcha de Toni Cantó a Ciudadanos el pasado mes de julio, UPyD ve cómo otra de sus caras más visibles cambia de partido, la diputada Irene Lozano. Anoche dio la exclusiva El Diario y el inesperado fichaje político se convirtió rápidamente en Trending Topic. (Y lo que le queda). 

 

 

 

 

La red social se ha llenado de comparaciones con su excompañero de partido más mediático y con Rosa Díez, que hizo el camino contrario en 2007 al abandonar el PSOE para fundar UPyD. Los tuiteros también se acuerdan del reciente fichaje de Pedro Sánchez, Zaida Cantera, en cuyo caso se volcó Irene el año pasado, y el escenario político les empieza a recordar a la liga de fútbol.  

 

 

 

 

 

 

Hay quien tira de hemeroteca, o de memoria, y advierte de que Irene Lozano ha sido muy crítica en los últimos años con el Partido Socialista, al que ha acusado de corrupto en varias ocasiones. A algunos no les cuadra y le acusan de perseguir intereses personales, y no ideológicos, con el cambio.

 

 

 

 

 

A sus hasta ahora compañeros de partido no les ha sentado nada bien la marcha de Irene a dos meses de las elecciones generales.

 

 

Y a muchos socialistas tampoco: