Mundosenior mantiene su intención de recurrir la nueva adjudicación del programa de turismo social que supone un reparto de los lotes con Mundiplan. Desde el Imserso se mete presión que, si no hay impugnación, los viajes podrían comenzar de manera inmediata.

Globalia y Barceló no están dispuestos a aceptar la pérdida del control total de los viajes del Imserso que han mantenido durante dos décadas. Los dos grupos turísticos, unidos bajo la marca Mundosenior, se preparan para impugnar la nueva adjudicación del programa, que cede el lote más codiciado a su rival Mundiplan (la unión de Iberia, Gowaii, Alsa e IAG7), lo que volvería a retrasar el inicio de los viajes de los pensionistas de este año.

El Gobierno quiere que los viajes del Imserso arranquen ya. El Imserso, dependiente del Ministerio de Sanidad, trata de meter presión para que Mundosenior no cumpla su amenaza de recurrir la nueva resolución. “Si no hay recurso, la temporada 2015/2016 se iniciará de manera inmediata”, ha subrayado el Imserso en un comunicado. Pero si hay recurso… nadie sabe calibrar con exactitud cuándo comenzará la edición de este año del programa. Las partes disponen un plazo que expira el próximo 26 de octubre para presentar sus recrusos.

Mundosenior trabaja en la impugnación

Y, sin embargo, Globalia y Barceló siguen en sus trece y preparan la impugnación del concurso. Según confirman a SABEMOS fuentes próximas a Mundosenior, los servicios jurídicos del grupo estudian toda la documentación de la nueva adjudicación y preparan el recurso para tratar de revocarla. En este sentido, desde Mundosenior se insiste en que no se descarta adoptar todas las acciones necesarias para tratar de echarla atrás, no sólo impugnando la adjudicación ante diferentes instancias del Gobierno, sino que incluso se plantean judicializar el caso y llevarlo ante tribunales ordinarios.

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ya advirtió de su disposición a tomar todas las acciones legales a su alcance si la adjudicación se confirmaba. “Llegaremos hasta las últimas consecuencias legales”, dijo Hidalgo hace un par de semanas. El ejecutivo insistió entonces en el argumento de que Mundiplan no puede gestionar ninguno de los lotes del Imserso porque los pliegos obligan a que todos los integrantes de una unión temporal de empresas tengan la licencia de agencia de viajes, e Iberia y Alsa no contarían con ella. “Es imposible, es ilegal, que sean adjudicatarios“, sentenció.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha apelado a la “buena voluntad de todos” para que el programa de viajes para pensionistas no acumule retrasos significativos este año. Las agencias de viajes que deben comercializar el programa y los hoteles que acogerán a los viajeros siguen pendientes de la posibilidad de que Mundosenior se decida a presentar un recurso contra la nueva adjudicación del programa que reparte entre los rivales los diferentes lotes, lo que aplazaría de nuevo la comercialización. Desde el Imsrso se subraya, en cualquier caso, que incluso si Mundosenior recurre, los pensionistas podrán viajar este año ” aunque haya que adaptar el calendario”.

Reparto del programa entre Mundosenior y Mundiplan

El Gobierno confirmó la pasada semana a las partes la adjudicación formal del megacontrato de los viajes del Imserso, valorado en 1.200 millones para los próximos cuatro años. El Imserso confirmó a Mundiplan (la unión de Iberia, Gowaii, Alsa e IAG7) y a Mundosenior (Globalia y Barceló) el reparto entre ambos rivales de la gestión del programa del turismo social.

El Ejecutivo tuvo que volver a evaluar parte de las ofertas presentadas para hacerse con el concurso, después de quedar anulada por un tribunal la anterior adjudicación por irregularidades en la valoración de las ofertas. Y ahora el Imserso confirma que la nueva resolución corrige la anterior (que adjudicaba todo el programa a Mundosenior) y reparte entre los dos grupos de empresas la gestión de los viajes de pensionistas para los próximos años.

La nueva resolución contempla que Globalia y Barceló mantengan la explotación de dos de los tres lotes del concurso, las que comprenden los viajes a las costas españoles y a los destinos de interior. Mientras que Mundiplan gestionará el lote más codicionado, el de los viajes a Baleares y Canarias. La alianza de Iberia-Alsa-Gowaii-IAG7 arrebata así a Globalia y Barceló el paquete más atractivo y el más deseado del concurso.

El lote de los viajes de los pensionistas a las islas es el que concentra la mayor parte de los vuelos previstos (alrededor del 70% de todo el negocio aéreo), y es el que se disputaban con más ahínco los dos contrincantes, al garantizar centenares de miles de plazas de avión en temporada baja. Y es que el negocio del trasporte de los viajeros es una de las grandes bicocas del concurso. En Mundiplan está integrada Iberia, y en Mundosenior participa Globalia, a la sazón el grupo matriz de la otra gran aerolínea española, Air Europa.