La compañía Vestel, productora de electrodomésticos de “marca blanca”, va a suministrar a Movistar los televisores con el decodificador integrado que el operador ofrecerá a sus clientes. Aunque los detalles todavía se están perfilando, esta empresa con sede en Turquía habla de “un gran pedido”.

“Telefónica nos ha pedido una cosa y se la hemos hecho a medida”, reconoce el director general de Vestel Iberia, Pablo Bernar, quien subraya que el de Movistar supone “un gran pedido” para la filial española de la compañía.

No obstante, Vestel es un gigante capaz de sacar adelante una producción extra, según las cifras que ha compartido Bernar en una entrevista con SABEMOS. La empresa, aunque desconocida a los ojos de muchos consumidores, es el tercer fabricante mundial de televisores y el primero de Europa, de acuerdo con sus propios datos.

“En 17 años en España habremos vendido unos 7 millones de televisiones”, detalla, orgulloso, Bernar, aunque casi nadie se habrá dado cuenta de que tiene una tele turca.

Vestel, que fabrica electrodomésticos para otras marcas, ha vendido 7 millones en España en los últimos 17 años

La clave de su éxito de ventas radica, precisamente, en su perfil bajo: su actividad se centra en producir aparatos para marcas de distribuidores, aunque también para firmas conocidas de electrodomésticos. “Nosotros fabricamos para terceros, pero no distribuimos nuestras marcas. Vestel se distribuye en Turquía, pero porque es el origen de la compañía”, resume Bernar.

Este modelo es el que va a replicar Vestel en el marco de su acuerdo con Telefónica, que ha decidido ofrecer televisores subvencionados a sus clientes de Movistar+ a partir de esta campaña de Navidad. Todavía no está decidido si las televisiones con el descodificador integrado van a llevar algún logo del operador, o cuál sería, aunque lo que sí está claro es que no llevarán la enseña de Vestel, como tiene por costumbre este proveedor.

Por el momento, Vestel no puede aportar más detalles acerca de la colaboración con Movistar, ya que están “terminando el diseño”. Eso sí, no va a haber un único modelo de televisor para los clientes del operador, sino que se ofrecerá “más de uno”.

Este directivo afirma que las negociaciones con Telefónica han sido “largas” y “muy complejas”, dadas las dimensiones de la compañía y también las múltiples aristas del proyecto.

“Hemos cogido el proyecto desde cero y hemos hecho todo el desarrollo nuevo. Llevamos mucho mucho tiempo trabajando en esto. Hemos hecho un chasis nuevo para ellos. No todos los fabricantes hacen eso”, subraya Pablo Bernar, quien indica que Vestel ha realizado una fuerte inversión en el diseño de este producto.

“Si a ti te regalan una televisión o te la dan por 10 euros, quién va a decir que no”, asegura el director general de Vestel

Si Vestel se ha lanzado a esta aventura, asegura, es porque están “seguros” de que el negocio de las televisiones subvencionadas va a ser un éxito: “Si a ti te regalan una televisión o te dan una televisión por 10 euros, quién va a decir que no”, justifica. Sin embargo, Bernar matiza que no tiene más detalles acerca de la oferta que presentará Telefónica.

“Yo creo que el modelo de Telefónica va a ir evolucionando. A lo mejor comienza como empezaron los móviles, cuando sencillamente se regalaban con la permanencia, o a lo mejor deciden que no se regala y, como con el modelo actual de los móviles, por 10 euros más al mes el cliente tiene una televisión. Cuando lo lancen, ya veremos si es gratis total o si es gratis con subvención”, dice el director general de Vestel en España.

Anónimo, como Foxconn

Pablo Bernar cree que Telefónica ha elegido a Vestel para la producción de estos televisores con el descodificador integrado porque son “los mejores y los más grandes”. Pero -como argumento algo más objetivo- el directivo también está convencido de que el operador español los ha seleccionado por disponer de una filial en España y por estar más dispuestos a atender las peticiones del cliente, algo que no sucede con la importación “pura y dura” desde China.

“¿Que hay fabricantes más grandes en China? Sí. Hay 2 más grandes que nosotros en China, pero ponte a trabajar con esa distancia”, apunta Bernar.

Al director general de Vestel en España le gusta comparar su empresa con Foxconn, el fabricante chino de los teléfonos iPhone, con todas las salvedades necesarias sobre las condiciones de trabajo que tantas polémicas han suscitado en el caso de los productos de Apple.

“Nosotros no somos gente conocida ni tenemos que ser conocidos. Nuestro objetivo es fabricar mucho y fabricar bien, no ser el número 1 en cuota de mercado”, puntualiza.

Vestel tiene capacidad para fabricar 15 millones de televisores, 3 millones de frigoríficos y 2 millones de lavadoras al año

Además de no querer ser una gran marca, tampoco lo necesitan: el centro productivo de la compañía en Turquía, cerca de la ciudad de Esmirna, tiene una superficie de 1 millón de metros cuadrados, con una capacidad para fabricar 15 millones de televisores, 3 millones de frigoríficos y 2 millones de lavadoras al año. No producen nada que se vaya a vender por debajo del medio millón de unidades, dice, orgulloso, Pablo Bernar.

“En el pico del apagón digital, en 2010, colocamos en España 1 millón de televisiones”, concluye el directivo de esta compañía, que confía en la capacidad de reeditar el éxito de esa campaña con la estrategia de las teles subvencionadas de Movistar.

 

Foto: Flickr – Sunil Soundarapandian