El fabricante automovilístico alemán Volkswagen ha informado de que va a llamar a revisión 8,5 millones de vehículos en Europa en 28 mercados de la Unión Europea (UE) por la manipulación de los motores diésel.

Volkswagen aplaudió la decisión de las autoridades alemanas de aplicar el calendario y las medidas de la semana pasada mediante una llamada a revisión. “La decisión da a los clientes claridad respecto al uso ilimitado del vehículo en el futuro”, añadió el grupo automovilístico.

La llamada a revisión incluye 2,4 millones de vehículos en Alemania y fuera de la UE cada país especificará qué vehículos están afectados. Volkswagen contactará a los clientes y les informará directamente. Los clientes de Volkswagen pueden visitar la página web establecida el día 2 e introducir el número de bastidor de su vehículo para saber si está afectado.

El grupo automovilístico alemán añadió que hay páginas en internet similares de las marcas Audi, Seat y Skoda. La llamada a revisión de los vehículos empezará a comienzos de 2016. Además, Volkswagen deberá presentar las próximas semanas a las autoridades el nuevo software para los modelos equipados con un motor diésel manipulado.

Volkswagen dijo en el comunicado que las soluciones técnicas pueden ser medidas de software y hardware, que actualmente desarrolla “para cada serie afectada y cada año de fabricación afectado”. El presidente del grupo Volkswagen, Matthias Müller, y el director de la marca VW, Herbert Diess, informaron a los 400 principales directivos de la compañía de las consecuencias del escándalo de manipulación de emisiones de gases contaminantes en diésel, si bien la empresa no ha dado informaciones del encuentro.

El grupo Volkswagen reconoció hace algo más de tres semanas que instaló durante años un software en los motores diésel EA 189 que permitía al vehículo reconocer que estaba pasando una prueba y trucar las emisiones de óxidos de nitrógeno cambiando el régimen de funcionamiento del motor.

Las marcas afectadas por la manipulación son VW, Audi, Seat y Skoda, así como algunos vehículos industriales.El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, ha asegurado que las autoridades supervisarán la llamada a revisión que se prolongará durante varios meses. Las autoridades “han enviado a Volkswagen una comunicación legalmente vinculante” para reparar la manipulación en todos los vehículos afectados que circulan por Alemania”, ha dicho el ministro.