La escolta barcelonesa de 28 años acaba de unirse al selecto club que hasta ahora solo formaban Pau Gasol y Amaya Valdemoro: españoles que han llegado a lo más alto de la NBA.

Esta madrugada se ha celebrado el tercer y último desempate de la final de la Liga Femenina de Baloncesto de los Estados Unidos. Las Lynx de Minnesota ganaron a las Indiana Fever por 69-52, proclamándose campeonas de la competición y registrando un acontecimiento histórico para el deporte español: Anna Cruz, que ha debutado este año como escolta de las Lynx, se ha convertido en la segunda mujer española en ganar una final de la WNBA, la liga femenina de la NBA. 

 

 

 

 

Su predecesora es Amaya Valdemoro, la primera baloncestista española en ganar un anillo de la competición yankee, antes incluso que Gasol, en 1999. Amaya, que ya está retirada, ostenta el récord español de la liga americana al poseer tres anillos, frente a los dos de Pau y al recién conseguido por Anna.

Pero la historia española de la NBA la empezó a escribir Fernando Martín, el primer español que jugó en la considerada mejor liga de baloncesto del mundo. Era 1986 (precisamente el año en que nació Anna, para quien disfrute de las coincidencias) y no era muy habitual que deportistas extranjeros participaran en la competición: Fernando era el segundo europeo en hacerlo. Y así abrió el camino a los trece jugadores españoles y a las trece jugadoras españolas que han participado en la NBA en estos últimos 29 años. 

Anna Cruz ha hecho historia también en Twitter, donde el deporte femenino no suele conseguir demasiada atención, pero hoy lleva siendo Trending Topic toda la mañana. Además, su cuenta se está llenando de felicitaciones de conocidos y anónimos.