La entidad de matriz holandesa ha lanzado ganchos hasta el 31 de octubre para ampliar su base de clientes en su plataforma de inversión en bolsa online. Tras la guerra por los cajeros, el banco naranja contraataca con el fin de quedarse con un pastel que supone unos notables ingresos en comisiones.

ING en España ha salido a la búsqueda de inversores en Bolsa. Durante esta semana ha hecho llegar a sus clientes una promoción exclusiva para incentivar su participación en el broker naranja, el gestor bursátil online del banco de matriz holandesa.

Desde el pasado día 1, y hasta el 31 de octubre, los clientes de ING en España que contraten el broker naranja (para operar en Bolsa a través de internet o el móvil) dispondrán de una triple promoción: 50 euros de regalo para hacer una primera compra o traspaso de acciones (con una compra de al menos 1.000 euros), tres meses sin comisiones por compraventa y un 1% de abono al traspasar la cartera de acciones a la depositaria del banco.

Esta ofensiva del banco online por ampliar base de clientes en otros negocios distintos a los de la banca tradicional llega cuando la llamada guerra de los cajeros aún no se ha resuelto del todo. El escenario deseable para ING pasa por incrementar sus ingresos por comisiones para compensar los mayores gastos de la nueva realidad de los cajeros. Pero estas mayores comisiones no se pueden cobrar en aquellos aspectos en los que ING hizo bandera de ser gratis, por lo que la opción de ganar más con los jugadores de Bolsa es una de las salidas lógicas.

¿Cuántos de los actuales 3,1 millones de clientes del banco holandés estarán interesados en invertir en Bolsa de forma activa? Difícil preverlo; lo que parece claro es que, como ocurrió durante su implantación en España como banco comercial de bajo coste, la estrategia de ING pasa por ser una referencia en este segmento de los broker online.

¿Los más baratos?

Desde ING se enorgullecen de que sus clientes del broker online pueden ahorrar de media hasta un 62% respecto a los clientes de las principales plataformas de la competencia. Desde la OCU reconocen que sus precios están por debajo de la media del sector si bien no es la entidad más barata del mercado. “Este año ha comenzado a cobrar por la custodia en caso de no realizar ninguna operación de compraventa al semestre”, explican desde la organización de consumidores. Unos 4 euros cada seis meses más IVA por cada valor.

Es cierto que ING cobra cero euros por comisiones como la custodia (si se realizan operativas cada seis meses), y también son gratis operativas como el cobro de dividendos, las ampliaciones de capital, las primas de asistencia a juntas generales o los canjes de valores.

Sin embargo, la comisión por compraventa de acciones en territorio nacional es más alta en ING (tarifa fija de 8 euros para compras de hasta 30.000 euros, o un 0,2% de lo invertido a partir de entonces) que en otras entidades como Abanca (mínimo de 6 euros). En el caso de Selfbank, por su parte, la tarifa es más reducida aún: 4€ más IVA por cada operación si se hacen menos de tres al mes, y gratis a partir de entonces. En BBVA, por su parte, si se tiene contratada la cuenta de valores del banco, la tarifa de broker online es de 5 euros por operación.

En Bankinter por ejemplo, para una operación de compraventa nacional la tarifa es de 8 euros, y de 20 euros en mercados internacionales (al igual que ING); lo mismo ocurre en el broker de Bankia, si bien la tarifa internacional oscila entre los 25 y los 35 euros. Son más caras, sin embargo, las tarifas generales básicas en bancos como EVO (9 euros de mínimo por operación y 0,6€ sobre el efectivo).

 

FOTO: NACHO en FLICKR