La vicepresidenta del Govern, Neus Munté, ha asegurado que el Govern acompañará el jueves al presidente de la Generalitat, Artur Mas, al Palau de Justicia, donde deberá declarar como imputado por organizar la consulta independentista del 9N, pese al comunicado del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) crítico con las concentraciones del martes.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Munté ha expresado este miércoles su “sorpresa y desconcierto” por la nota del TSJC en la que se califica de ataque a la independencia judicial las concentraciones de apoyo a la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, y a la exvicepresidenta Joana Ortega, que declararon como imputadas.

“La previsión es esta: acompañar al presidente de la Generalitat, imputado por poner las urnas el 9N”, ha asegurado la vicepresidenta, que ha añadido que el apoyo no vendrá sólo del Govern, sino de otras personas que se sumen a título individual y de forma espontánea.

Munté ha negado rotundamente que sea un mecanismo de presión, y ha alegado que ha sido un acompañamiento de un gobierno solidario ante la imputación de tres de sus miembros por el hecho de defender la democracia y poner las urnas. “No hay ninguna presión; en todo caso las presiones son de otros y han sido de otros como hemos ido denunciando, y se han producido sobre el Poder Judicial”, ha lamentado Munté.

“Somos los primeros en defender y compartir que es necesaria una independencia clara del Poder Judicial en todo Estado democrático y la clarificación de los distintos poderes”, ha aseverado.