Uber dejará este miércoles de ofrecer en Bruselas su servicio de coche compartido uberPOP, declarado ilegal en septiembre por el Tribunal de Comercio de la capital belga, informó hoy la empresa en una carta abierta a sus usuarios.

“Suspender uberPOP es muy decepcionante, supone un impacto para decenas de miles de personas en Bruselas que confían en nuestros servicios asequibles y daña a centenares de bruselenses que cuentan con Uber para mantener a sus familias”, manifestó la empresa en su mensaje.

La compañía se centrará ahora en potenciar uberX, servicio profesional de conductores que, como uberPOP, se gestiona mediante aplicación móvil. “Trabajamos duro para hacer uberX tan eficiente y fiable como lo ha sido uberPOP, permitiéndote moverte por Bruselas de manera parecida, segura y agradable”, añade el equipo de Uber en la carta remitida a sus clientes por correo electrónico.

La startup californiana lanzó el pasado 25 de septiembre una petición solicitando la legalización de uberPOP en Bruselas mediante la revisión, por parte del Gobierno regional, de la “obsoleta legislación” que regula los servicios de taxi. La petición ha conseguido, de momento, 26.250 firmas de adhesión, según Uber, cuyo objetivo inicial era reunir 7.000.

Uber envió el lunes una carta abierta al presidente de la región de Bruselas capital, Rudi Vervoort, en la que le exige una remodelación del sector del taxi. “En febrero, usted presentó un plan para reformar el decreto que lleva veinte años regulando el sector: reconoció que Bruselas necesitaba una legislación moderna que abra el mercado a la competencia, cree empleo y oferte a los consumidores opciones más asequibles”, asegura Uber en dicha carta. “Sin embargo, tristemente, poco ha sucedido desde entonces”, concluye.

La sentencia que suspende uberPOP responde a una denuncia de Taxis Verts, empresa que acusa a los conductores de Uber de “no respetar las reglas fiscales y sociales”, de “no estar asegurados” y de “carecer de licencia”.

Imagen | ‘forbes.com