El juzgado número 11 de lo mercantil de Madrid “acaba de desestimar todos los recursos de la banca”, según ha dado a conocer la asociación Adicae, lo que deja el camino libre para la sentencia, que todo el sector ya descuenta que supondrá el fin de estas cláusulas.

El juez de lo mercantil de Madrid que juzga la macrodemanda contra las claúsulas suelo de la banca acaba de desestimar nueve recursos de reposición presentados por otras tantas entidades contra la decisión de dejar el proceso visto para sentencia. Esta decisión supone en la práctica que se acaban las vías para recurrir, por lo que la sentencia (que todo el sector prevé en contra de las claúsulas) es inminente, según ha explicado la Asociación de Usuarios de Banca, Adicae, en un reciente comunicado.

En concreto, el magistrado ha desestimado recursos de Bankia, Caixabank, Liberbank, Sabdell, BMN, Caja Rural de Burgos, Caja Rural de Almendralejo, Caixa Ontinyent y Credifimo. En su auto, el juez deja claro que los argumentos expuestos por las entidades ya fueron cuestiones “examinadas y resueltas por resolución judicial firme” o niega la petición de algunas entidades de analizar cada caso por separado.

El juez no obstante sí que admite parcialmente un recurso propuesto por Caja Rural de Navarra por dos casos particulares que, en este caso, ya se considerarían “cosa juzgada” en otro procedimiento anterior.

De esta forma, el juicio visto para sentencia estaría solo a falta de unos días para aclararse, según cálculos de Adicae. “Tras más de cinco años de espera, superar las innumerables trabas de los bancos y quedar visto para sentencia el pasado 25 de junio, el resultado del juicio podría conocerse de forma inminente”, explican. Como ya contamos en SABEMOS, todo parece indicar que el magistrado dará la razón a los demandantes, por lo que esta resolución supondría, de forma automática, la anulación de las clásusulas suelo de todos los contratos hipotecarios en España.

Adicae llevó a cabo con ésta la mayor acción judicial colectiva de la historia financiera española, al llevar a juicio a 101 entidades financieras que había comercializado créditos con claúsulas suelo presuntamente abusivas. Así, en el momento en el que los tipos de interés han bajado por debajo de los niveles marcados por esas cláusulas, los usuarios no han podido beneficiarse de ese precio más bajo del dinero. Beneficio eso sí que ha ido a parar por entero a las entidades, que podrían haber supuesto un sobrecoste medio por cliente de unos 200 euros mensuales en los recibos de la hipoteca.