El británico-estadounidense Angus Deaton, ganador del Premio Nobel de Economía 2015, lleva más de cuatro décadas estudiando cómo se relacionan micro y macroeconomía, y extrayendo enseñanzas de estas interacciones para la política.

Este profesor universitario de 69 años nacido en Edimburgo (Escocia) ha hecho evidente que las decisiones de consumo individuales, como qué comprar o cuánto ahorrar, tienen su reflejo en el conjunto de la economía y que la comprensión de estas dinámicas es clave para trazar leyes que eleven el bienestar y combatan la pobreza. “Poniendo el énfasis en los lazos entre las decisiones individuales de consumo y los resultados para el conjunto de la economía, su trabajo ha ayudado a transformar la microeconomía, la macroeconomía y la economía del desarrollo modernas“, resumió en su fallo la Real Academia de las Ciencias Sueca.

Una de sus principales contribuciones es el denominado Sistema Casi Ideal de Demanda (AIDS), que trata de responder a la cuestión de cómo emplean los individuos sus ingresos, qué bienes y servicios compran, por qué, y cuánto ahorran. Este sistema es, según la academia sueca, un método “flexible pero sencillo” para estimar cómo la demanda de un producto determinado depende del precio de todos los bienes y servicios, porque la renta es siempre limitada, así como de los ingresos del consumidor.

Esta aportación, que con ligeras modificaciones se ha convertido en herramienta estándar, no sólo sirve para explicar patrones de consumo, sino también para evaluar el impacto de un cambio en política fiscal -por ejemplo, una reforma del IVA- puede afectar al bienestar de distintos grupos sociales.

Deaton desarrolló junto al economista John Muellbauer el sistema AIDS en los años ochenta, en la década siguiente se centró en estudiar la relación entre ingresos y consumo, y posteriormente se dedicó a medir la calidad de vida y los niveles de pobreza en los países en vías de desarrollo basándose en encuesta sobre consumo en los hogares.

De lo micro a la macro

El galardonado, nacido el 19 de octubre de 1945, estudió en la británica Universidad de Cambridge y se doctoró en 1975 con una tesis titulada “Modelos de demanda del consumidor y sus aplicaciones en Reino Unido”. Ejerció temporalmente como profesor de Econometría en la Universidad de Bristol y en 1983 se trasladó a la Universidad de Princeton, donde continua desarrollando su actividad docente y de investigación.

Deaton es en la actualidad Profesor de Economía y Relaciones Internacionales con la cátedra Dwight D. Eisenhower en la Escuela Woodrow Wilson de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Princeton. Es miembro de la Academia Británica y de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, así como de la Sociedad Econométrica, de la Sociedad Filosófica Americana y de la Academia Nacional de las Ciencias.

En 2012 recibió el premio Fronteras del Conocimiento que otorga la fundación BBVA, del homónimo banco español.