Jimmy es un escritor británico con mucha más autoestima que éxito. Gretchen es una relaciones públicas californiana que cree que el suelo es el mejor sitio para guardar la ropa. Los dos van a iniciar una relación con cenas, planes de ocio para llenar el domingo por la mañana y competiciones por ver quien de los dos puede tener más sexo con sus ex. Bienvenidos a Eres lo peor , la comedia romántica que aspira a gustar a los que odian las comedias románticas.

De un tiempo a esta parte las televisiones norteamericanas parecen haberle cogido el gusto a acudir a los géneros clásicos de la ficción televisiva y usar sus reglas para crear personajes políticamente incorrectos que coqueteen —sin llegar a mayores claro que hablamos de las majors y no de la televisión por cable— con la idea de escandalizar al espectador.

La tendencia no es nueva, ahí están Matrimonio con hijos o Infelices para siempre para recordarlo, pero ha sido en la última década cuando el género ha explotado con productos como Dos Hombres y Medio o Dos Chicas sin Blanca, que han convertido en líderes de audiencia a personajes que se mueven en mundos hechos a la medida de las sitcoms de los 80 pero con personajes que hablan sin tapujos de como las drogas o la promiscuidad son su recurso lúdico favorito. En esta tendencia se encuentra Eres lo Peor (You’re the worst), estrenada este mismo mes por Comedy Central y que juega a subvertir el género de la comedia romántica aunque, a diferencia de las series anteriormente citadas, no lo hace a través de diálogos políticamente incorrectos sino mediante la acción explícita en pantalla.

La premisa de la serie es simple. Jimmy (Chris Greere) es un escritor británico afincado en Los Ángeles incapaz de morderse la lengua ante cualquier oportunidad de recordarle al mundo lo muy por encima que está sobre todos los demás. Gretchen (Aya Cash), es una antisocial metida en el negocio de las relaciones públicas incapaz de concebir la vida sin alcohol para desayunar. Los dos coinciden en una boda y su mutuo desprecio por todo la ceremonia y las personas que allí se encuentran acabará impulsándoles a pasar una noche loca, tras la cual vendrán muchas más. El peor temor de los dos protagonistas se está convirtiendo en realidad: ambos acaban de comenzar una relación estable.

La monogamia, la tensión por estar a la altura del rendimiento sexual de tu pareja, o el temor a ser demasiado viejo para salir de fiesta, son temas que mueven a los personajes de Eres lo Peor. La posibilidad de ser normales aterra a los dos protagonistas, pero cuanto más desesperada es su huida de lo socialmente establecido más claro les queda que no pueden vivir el uno sin el otro y cada vez están más dentro de lo que la sociedad concibe como pareja.

La principal fuerza de Eres lo Peor son sus dos actores principales. Greere y Cash consiguen que dos personajes que odian a los niños, las parejas felices y en general al resto de la humanidad tengan a la vez un punto vulnerable con el que pueda empatizar el espectador. Es ese esfuerzo interpretativo es el que aconseja ver la serie en versión original en lugar de doblada, especialmente por disfrutar de como el acento inglés de Jimmy se vuelve progresivamente insufrible cuando quiere demostrar su erudición ante los demás.

Su principal pega sin embargo es la falta de apoyos para estos dos personajes, que se mueven con secundarios que apenas tienen presencia en la trama o, directamente, desaparecen nada más empezar ante la imposibilidad de los guionistas de hacerlos funcionar. Aún así al final de temporada personajes con cierto potencial como el traumatizado veterano de guerra que convive con el protagonista, o el grupo de rap que representa Gretchen, empiezan a desarrollarse abriendo la esperanza a que Eres lo Peor supere la fase de producto televisivo fresco y pase a ser un producto de alta calidad.