Lo decía Gardel en su célebre tango ‘Volver’: “ que es un soplo la vida / que veinte años no es nada ”. Y justamente eso, veinte años, es lo que lleva la mejor liga del mundo de baloncesto ligada a Canal+. Y parece que el matrimonio va para largo. Así lo han dejado ver en la presentación de la nueva temporada de la NBA (ahora) en Movistar+.

Bajo el lema ’20 años de sueños robados’, la plana mayor (y visible) de la NBA en España ha presentado la cobertura que se llevará a cabo en Movistar+ de la NBA y Euroleague durante la temporada 2015/16. Con el objetivo de ofrecer uno de los mayores espectáculos del mundo, se emitirá un partido diario en Canal+ Deportes (a partir del 27 de octubre), además de sus clásicos programas Generación NBA+ y NBA Acción.

La presentación, llevada a cabo en el marco del partido que jugaban Real Madrid y Boston Celtics, ha querido simbolizar precisamente eso: el poder de Movistar+ al disponer de los derechos de las mejores competiciones del mundo de la canasta, tanto la NBA como la Euroleague. Y es que desde el próximo 15 de octubre, en Canal+ Deportes, se emitirán todos los partidos de los equipos españoles, así como los más destacados de cada jornada de la principal competición europea.

Durante la presentación se ha dado a conocer el equipo de profesionales que llevará hasta los hogares toda la emoción del mejor baloncesto del mundo. David Carnicero, Antoni Daimiel, Nikola Loncar, Amaya Valdemoro, Iñaki Cano o José Ajero, entre otros, junto a la llegada de Piti Hurtado, serán las voces y caras que podrán la pasión necesaria para seguir haciendo crecer un deporte que no deja de ganar seguidores, pero que siempre se ve a la sombra del fútbol.

No Champions, sí NBA

Y precisamente el fútbol es quien tiene preocupado a Movistar. Pese a la gran noticia que supone mantener los derechos de la NBA, y ya van 20 años, más conseguir emitir la Euroleague, y muy probablemente la Liga Endesa de baloncesto, la gran piedra en el zapato sigue siendo la ausencia de la Champions League.

De hecho, ayer mismo pudimos saber que Vodafone y Orange no tienen la necesidad de mantener sus promociones porque en estos momentos estiman que tienen una superioridad competitiva con respecto a Movistar, y que por lo tanto pueden efectuar esa subida de precios.

Ante esta situación, muchos amantes del deporte no saben qué hacer en estos momentos. No hay duda de que la oferta deportiva de Movistar+ no tiene rival. Además del baloncesto, todo el baloncesto si finalmente llega a buen puerto la compra de derecho de la ACB; tienen las motos, el balonmano, y está en camino hasta el rugby. Todo eso sumado a los programas especiales de cada competición, conforman una parrilla que ningún amante del sillonball se puede perder. Ahora bien, no tienen la Champions League, y el fútbol es el fútbol. Al menos ese es el argumento con el que pretenden desmontar a LeBron James, Stephen Curry, Pau Gasol, o quien se ponga por delante los rivales de Telefónica.

una derrota dolorosa

Con el colofón perfecto a la presentación de la temporada NBA en Movistar+, 27 años después Boston Celtics volvía a Madrid. Sin el aroma de aquel equipo liderado por Larry Bird, los jugadores de Brad Stevens tienen otros objetivos, una mentalidad distinta, pero eso fue suficiente para sacudirse sin problemas (96-111) a un Real Madrid que todavía no es la sombra de lo que era a final de temporada.

El conjunto de Pablo Laso sigue engrasando la máquina después de tener una pretemporada a mediogas sin los internacionales y, por ejemplo, con Rudy Fernández todavía tocado.

Pese a todo, el partido se mantuvo bastante igualado hasta el descanso (43-54). Pero a partir de ese momento Avery Bradley, Isaiah Thomas y David Lee en la pintura empezaron a hacer cada vez más daño al equipo merengue hasta que no pudo manter la distancia en el marcador.

Para el inicio del último periodo ya estaba todo vendido y el entrenedor de los Celtics comenzó a rotar jugadores una vez que su equipo se situó por encima de los 20 puntos de diferencia. Así pues, habrá que esperar otros-casi-30-años para ver si el Madrid hacer doblar la rodilla a los Celtics de Boston.

96 – Real Madrid (23+20+26+26): Llull (15), Carroll (4), Maciulis (3), Thompkins (24) y Ayón (5) –quinteto inicial-; Rodríguez (13), Nocioni (11), Reyes (15), Hernangómez (5), Doncic (1), Radoncic (-) y Ndiaye (-).

111 – Boston Celtics (25+29+31+27): Smart (7), Crowder (8), Bradley (17), Lee (13) y Zeller (8) –quinteto inicial– Sullinger (7), Thomas (15), Jerebko (6), Rozier (14), Young (3), Hunter (2), Olynyk (6) y Mickey (5).