El sindicato Fedeca recurrirá en la Audiencia el cese del jefe de área que fue destituido por oponerse a un recorte de los criterios por los que las centrales nucleares deben notificar incidentes.

La guerra interna que se vive en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) llega a la Audiencia Nacional. El sindicato Fedeca recurrirá en la Audiencia la destitución del jefe de área de Experiencia Operativa y Normativa del centro, Rodolfo Isasia, después de oponerse a los planes de la dirección del CSN de relajar los criterios por los que las centrales nucleares han de notificar sucesos o fallos en sus instalaciones.

Fedeca (Federación de Cuerpos Superiores de la Administración) presentará un recurso contencioso-administrativo al considerar que con la destitución de Isasia la dirección del CSN ha incurrido en un caso de ‘desviación de poder’, una figura legal que contempla actuaciones de la administración que se alejan de cualquier interés público.

Fedeca considera que el cese del jefe de área del CSN “no se trata de un caso singular, sino de una forma de hacer y entender el gobierno de este organismo, y queremos que se haga justicia para que no vuelvan a repetirse casos que atentan contra la ley y la dignidad de los técnicos que componen este organismo”, según se recoge en un escrito que la sección sindical ha hecho llegar hoy a toda la plantilla del CSN y al que SABEMOS ha tenido acceso.

“Si permitimos que se sigan cometiendo atrocidades como ésta, que solo buscan crear cultura del miedo y restar transparencia e independencia al regulador nuclear, estaremos consintiendo una situación que perjudica nuestro buen hacer y profesionalidad”, explica el sindicato. “No debemos permitir que eso ocurra dado que gestionamos algo tan serio e importante como la seguridad nuclear y la protección radiológica”.

El CSN publicó en su web el pasado 3 de septiembre una nota informativa en la que daba cuenta de las razones para la destitución del técnico de un cargo que ocupaba desde hace 16 años. Y justificaba el cese por la discrepancia de Isasia con sus superiores sobre la revisión de los criterios para notificar incidentes en las centrales nucleares. Los sindicatos denunciaron entonces el cese como un intento de acallar una voz discrepante.

Caza de brujas en el organismo

La tensión interna en el CSN es evidente. La dirección del organismo anunció el pasado 4 de septiembre a la plantilla la apertura de una investigación interna sobre las denuncias de falta de independencia e injerencias políticas que profesionales del cuerpo técnico realizaron a través de SABEMOS. El pleno del CSN, presidido por Fernando Marti Scharfhausen, ordenó un día después iniciar una suerte de investigación interna al respecto.

La persecución a la que se está sometiendo a muchos de nosotros a raíz del expediente informativo que aprobó el pleno el día 4 de septiembre sólo demuestra una ausencia de liderazgo de calidad, pues la preocupación actual de los responsables del organismo es evitar la circulación de información dentro de las dependencias del CSN y tratar de controlar el flujo de opiniones, en lugar de analizar el contenido de la información y gestionar con la debida transparencia todos los expedientes”, denuncia Fedeca en el escrito enviado hoy. “Este liderazgo de baja calidad en nuestra opinión no nos lo merecemos como trabajadores públicos que queremos mejorar esta institución pública y atender a los intereses de los ciudadanos en lugar de a otros intereses privados”.