CCOO y UGT han acordado suspender los paros parciales convocados para mañana viernes en Renfe y Adif con el fin de evitar molestias añadidas a los viajeros tras el incidente registrado este jueves en el AVE a Barcelona y el inicio del puente festivo de El Pilar.

Como recoge Europa Press, fuentes sindicales aclararon a la agencia que esta medida no supone desconvocar el calendario de paros previstos en las compañías ferroviarias, sino solo suspender los de mañana.

Se trata, por tanto, de un acto simbólico, dado que los paros se mantienen, están convocados por más organizaciones sindicales (todas las del comité de empresa salvo el sindicato de maquinistas Semaf) y ya están fijados los servicios mínimos.

Los sindicatos de Renfe y Adif, salvo el de maquinistas Semaf, tenían convocados para este viernes una jornada de paros parciales en demanda de un plan de reposición de personal y en protesta por la paralización de la negociación del convenio y la “venta” de la división de Mercancías.

Los paros de mañana forman parte de un calendario de movilizaciones que ya supuso paros similares los tres últimos viernes y prevé mantenerlos dos viernes más (los días 16 y 23). En concreto, se desarrollan entre las 0.00 y las 2.00 horas, entre las 13.00 y las 15.00 horas y entre las 20.00 y las 22.00 horas.

Ante la convocatoria de mañana, el Ministerio de Fomento ya ha fijado unos servicios mínimos que garantizan la circulación del 72% de los trenes AVE Larga Distancia inicialmente previstos.

Asimismo, estos servicios esenciales establecen la circulación del 75% de los trenes de Cercanías en las ‘hora punta’ y del 50% en el resto de la jornada, y de entre el 62% y el 65% de los de Media Distancia (regionales) y Feve.

En el caso de Adif, los servicios mínimos fijan el número de trabajadores necesarios para que se puedan operar estos servicios ferroviarios.

Los sindicatos convocantes (CC.OO.,UGT, CGT, Sindicato Ferroviario y el Sindicato de Circulación) pretenden manifestar su protesta por el bloqueo que, según aseguran, presenta la negociación del convenio colectivo de las dos compañías ferroviarias y reclamar un plan de reposición de personal con incorporación de nuevos trabajadores para atajar el envejecimiento de la plantilla de las empresas.

Asimismo, los convocantes denuncian que Renfe y Adif están externalizando cargas de trabajo a empresas privadas, y piden que no se “privatice” la división de Mercancías de Renfe y que se aborde un proceso de “análisis y negociación de los plantes de viabilidad de las sociedades filiales de Renfe”.

 

Foto: Flickr – eldelinux