A las cadenas de distribución no les inquieta que el gigante del comercio electrónico Amazon haya empezado a vender productos de alimentación -a excepción de los frescos- en España. Tanto DIA como Mercadona ven con buenos ojos que haya otro gran competidor que pueda estimular la venta “online” de comida, algo a lo que el consumidor todavía no está muy acostumbrado.

“Amazon no va a cambiar nuestros planes”, ha afirmado el director de Estrategia Digital de DIA, Juan Pedro Agustín, durante un encuentro con los medios. Y sus planes contemplan ir “dando pasos seguros” en la extensión de su supermercado virtual, que ya funciona en Madrid y que ha sido recientemente extendido a Málaga en fase de pruebas.

Por el momento, DIA tiene 22.000 clientes conectados en Madrid, según sus cifras, donde alcanzó una facturación de 8 millones de euros el año pasado, un 60% más que en 2013. Para el año que viene, Agustín se ha establecido el objetivo crecer “a doble dígito” en la capital.

DIA facturó 8 millones de euros en su supermercado online de Madrid durante el año pasado

En cuanto a la extensión a otras localidades, la cadena espera ampliar la expansión de su plataforma online a lo largo de 2016, pero eso dependerá de cómo funcione el piloto de Málaga y las pruebas que se están realizando en algunas zonas de Barcelona.

También ha sacado pecho este directivo por la web de oportunidades de DIA, a cuyo boletín de ofertas están suscritos 400.000 usuarios. A través de esta página, la compañía ha conseguido vender 2.000 colchones, 1.000 móviles y 300 televisores, entre otros artículos.

Todas estas cifras para decir que no, que Amazon no les da miedo, aunque ya esté repartiendo comida.

“El mercado es muy pequeño. Entonces cualquier operador que entre aumenta el tamaño del mercado, lo que nos viene bien a todos”, ha zanjado Juan Pedro Agustín.

La misma versión la suscriben en Mercadona, líder del sector de la distribución en España.

La competencia en general es buena y de todos los competidores se puede aprender”, han indicado fuentes de la compañía a SABEMOS. La cadena valenciana también dispone de una plataforma online, en la que pretenden ofrecer “la misma compra que en los supermercados” físicos.

El producto fresco

Otro factor más para descartar impactos negativos tras la llegada del limitado “supermercado” de Amazon es que el principal negocio de las dos cadenas sigue siendo el tradicional, el offline.

Pero la principal diferencia de estas dos marcas con respecto a Amazon es que se pueden comprar productos frescos por internet.

Desde el punto de vista logístico, esta categoría requiere una “mayor preparacion” de la red de reparto, han precisado desde Mercadona. En este sentido, tanto DIA como la empresa presidida por Juan Roig parten con ventaja, ya que disponen de una red de distribución propia, con grandes supermercados en las principales urbes españoles que pueden actuar de centros neurálgicos.

Por el momento, el departamento de Alimentación de Amazon.es sólo dispone de artículos envasados o comestibles no perecederos, como pasta, así que no cubren una porción sustancial del mercado, un segmento del que se puede extraer un margen de beneficios más alto y que las propias compañías catalogan como la clave del éxito de los supermercados online.