El cine es un espectáculo principalmente visual. El imaginario colectivo guarda fotogramas e imágenes que son parte de la historia de cada uno. Pero ahora, y gracias a la tecnología, el sonido puede robar protagonismo a la parte visual. Buena cuenta de ello da Ad Hoc Studios, en cuyos procesos de postproducción el sonido eleva su importancia.

La historia del cine está plagada de imágenes imborrables, secuencias que son parte de nosotros mismos. Pero todo eso, de manera inconsciente, se acompaña de una banda sonora o efectos de sonido que configuran la escena final. Para llegar a ese momento, un destello de apenas un puñado de segundos, a lo mejor se han necesitado días de trabajo.

Un ejemplo bastante célebre lo representa el inicio de la película Apocalypse Now. Irrumpe sonando The end de The Doors, junto a unas ensoñaciones del joven, por entonces, Martin Sheen. A continuación, un ventilador agita sus aspas recordando el poderoso rugido de un helicóptero. Poco más de 4 minutos que, según narra el propio director Francis Ford Coppola en el documental Hearts of Darkness, llevó muchas horas de trabajo en un estudio de postproducción para conseguir el efecto final que deseaban de dicho ventilador.

Pues bien, 36 años después del estreno de Apocalypse Now ahora todo es más sencillo. Buena muestra de ello lo representa Ad Hoc Studios. Se trata de una de las principales empresas de España en la postproducción de películas de cine, cortometrajes, anuncios comerciales, series y documentales de televisión, y que esta misma semana ha anunciado la apertura en Madrid de uno de los estudios de postproducción más avanzados de Europa.

Concretamente, Ad Hoc Studios nace como resultado de la idea de negocio y la experiencia de sus socios fundadores, Javier Valdés y Carlos Cervera “Boris”, reconocidos profesionales del mundo audiovisual, que han decidido renovar y actualizar los históricos estudios de postproducción de Sonoblok, convirtiendo un espacio de más de 15.000 m³, equipado con las últimas tendencias vanguardistas en imagen y sonido, en una de las mayores instalaciones de postproducción de toda España.

Sala de proyección con el sistema Avid S6

Buena noticia para un sector en crisis

La crisis se ha llevado por delante muchas cosas, incluida buena parte de la cultura y el cine, lógicamente. En ese contexto, Carlos Cervera saca pecho y asegura que Ad Hoc Studios tiene las mejores condiciones acústicas que existen ahora mismo en España. Así se ha manifestado en un encuentro público con la prensa para mostrar las tripas de los estudios.

Por su parte, Javier Valdés, que ha recordado que Ad Hoc Studios se levanta sobre los antiguos Cines Coral de Carabanchel, ha remarcado que una de sus principales ventajas para la industria es que ofrecen servicios y precios muy ajustados sin que los costes se disparen para las producciones, tengan el presupuesto que tengan. De hecho, ha entonado unas palabras pesimistas al reconocer que debido a la crisis se ha puesto de moda la premezcla de sonido de poca calidad, por lo que al llegar a los estudios ya casi no tiene arreglo.

Así, ellos pretenden ofrecer la máxima calidad y garantía para toda clase de producciones audiovisuales, no solo cine, sino también series de televisión, videojuegos o anuncios publicitarios.

El sonido al servicio de la tecnología

Durante la presentación, en una de sus salas de edición, que propiamente parece una sala de cine, han expuesto varios ejemplos audiovisuales para entender mejor qué tipo de tecnología usan. Describirlo con palabras resulta casi imposible. Por ejemplo, el sistema Dolby Atmos, que pretende recrear un sonido integral de las imágenes, provoca que se oiga hasta una gota de agua cayendo mientras un coche derrapa a gran velocidad. No se trata de sonido envolvente, sino de algo más.

Otro de los estudios, éste utilizado para series de TV

Sin duda se trata de una gran apuesta, y es que Ad Hoc Studios cuenta con salas de mezcla para cine con proyección 4K con dicha certificación Dolby Atmos, de mezclas para cine con proyección digital, y de mezclas para broadcast preparadas para 7.4.1 con sistemas Avid Pro Tools HDX y D-Control, así como salas de grabación y registro para voz, música, ADR y efectos sonoros, y también salas de mezclas con sistemas Avid S6.

Esta apuesta de Ad Hoc Studios por las tecnologías más vanguardistas del mercado hace, según indican desde la empresa, que sus instalaciones sean ideales para la sonorización e insonorización, y permiten el registro y reproducción de sonido en las mejores condiciones para su posterior postproducción, tanto para doblaje como para la creación del sonido original de una película.