El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha instado este lunes a las fuerzas que desean “que Cataluña siga en España” a formular una propuesta para recuperar el reconocimiento de nación que contemplaba el preámbulo de la reforma del Estatut de 2006 y que fue anulado en 2010 por la sentencia del Tribunal Constitucional.

Yo, en los términos en los que se habla de nación en el preámbulo que aprobó el Congreso de los Diputados, creo que no hay ningún problema“, ha afirmado en un desayuno informativo organizado por Europa Press, al ser preguntado sobre si es partidario de recuperar el reconocimiento de nación que incluía la reforma del Estatut en su preámbulo y que la sentencia del TC dejó sin efecto.

Aunque ha afirmado que no es partidario de entrar “en el debate nominalista”, ha defendido que el “punto de partida” para solucionar la cuestión territorial y la relación del Estado con Cataluña debe ser “lo que votaron los ciudadanos en un referéndum y el Congreso de los Diputados en su momento”.

“Si vamos a una reforma constitucional sería absolutamente necesario empezar por el principio y constitucionalizar aquello que se aprobó por el parlamento de España. Es bastante claro”, ha reafirmado, tras señalar, durante su discurso, que “le corresponde a las fuerzas democráticas que quieren que Cataluña siga en España formular una propuesta de recuperación de lo anulado por la sentencia del Estatut”.

En este sentido, preguntado sobre si entre las cuestiones “anuladas” que propone recuperar de la reforma se encuentra el reconocimiento de Cataluña como nación, Puig ha vuelto a reivindicar la necesidad de respetar lo que en su momento aprobó la Cámara Baja y los ciudadanos catalanes. “El pueblo de Cataluña hizo un referéndum y aprobó un estatuto”, ha reiterado.

“ENORME DEJADEZ” DEL GOBIERNO

“Los que queremos que Cataluña esté en España tenemos que hacer algo. No podemos sólo decir: Ahí está la ley. Luego así van las cosas. Soy más optimista, hay que hacer algo”, ha reivindicado, tras criticar la “enorme dejadez” que a su juicio ha caracterizado la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy sobre esta cuestión durante los últimos cuatro años.

En este sentido, ha señalado que limitarse a convocar la ley, la Constitución o la justicia “no es la respuesta”. “Es una dejación de responsabilidad. Hay que convocar la política, pero no cualquier política, sino la política del reencuentro. Hay que reconstruir un diálogo compartido desde el Estatut y la sentencia“, ha reiterado.

Así, ha reclamado la puesta en marcha de “iniciativas y medidas concretas, en lugar de “invocar los males del infierno” como a su juicio hace Rajoy. “La Comunidad Valenciana quiere ser puente entre Cataluña y España”, ha apostillado, tras afirmar que “el diálogo no es sólo una cuestión instrumental”, pues “sin diálogo no hay democracia”.

MÁS PARTICIPACIÓN DE CATALUÑA EN LA UE

Además de recuperar lo “anulado” por el Estatut, Puig ha propuesto abrir nuevas vías de participación de Cataluña en la Unión Europea para solucionar la cuestión territorial así como convocar la comisión bilateral Estado-Generalitat. “Hay que intentar recuperar los afectos y luego tomar la iniciativa del diálogo y la propuesta”, ha afirmado, para avisar de que quien no esté en ese consenso “no querrá el reencuentro”.

Asimismo, ha asegurado que recuperar esta cuestión no afectaría a la soberanía. “Quedaría como está”, ha afirmado, para añadir que solucionar la cuestión territorial “no es un problema de soberanía sino de cómo se adapta un Estado autonómico que ha tenido su historia de éxitos pero que ahora tiene que revisarse”.

“Hay asimetrías enormes en los derechos de los ciudadanos. Se ha evidenciado la falta de elementos de cohesión, la falta de un Senado que sirva como espacio de debate territorial, la falta de actuaciones sectoriales”, ha denunciado.

“Podemos hacer muchas cosas. Federar es unir”, ha sentenciado, tras defender la “solución federal” que propone el PSOE, que ya ha sido “ensayada con éxito” en otros países como Alemania o Estados Unidos.