La petrolera británica BP ha alcanzado un acuerdo con el Departamento de Justicia de EEUU y los cinco estados del Golfo de México para resolver mediante el pago de 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) las demandas civiles relacionadas con el desastre natural causado por el vertido causado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en 2010.

El Departamento de Justicia de EEUU destacó que la cifra pactada representa la más elevada acordada jamás con una única entidad en toda la historia de la institución y aseguró que “garantiza la restauración de la costa del Golfo”. “Esta histórica resolución es una respuesta fuerte y apropiada al peor desastre ambiental de la historia de EEUU“, afirmó la fiscal general del país, Loretta Lynch, quien apuntó que “BP recibe el castigo que merece”.

“Cinco años después de uno de los peores desastres ambientales de la historia de nuestra nación, que se cobró 11 vidas y causó daños incalculables, hemos alcanzado un hito histórico con este acuerdo”, declaró la secretaria de Comercio, Penny Pritzker.

En este sentido, la responsable del Departamento de Comercio de EEUU subrayó que el acuerdo permite a las autoridades federales, estatales y locales contar con los recursos necesarios para avanzar en la recuperación de los ecosistemas, las economías y los negocios de la región.

El 10 de abril de 2010, a menos de 50 millas de las costa de Louisiana, una explosión destruyó la plataforma petrolera Deepwater Horizon, matando a 11 personas y provocando el vertido de más de 3 millones de barriles de crudo en el Golfo de México durante casi tres meses.