Al menos 30 civiles han muerto como consecuencia de los bombardeos de la aviación rusa en Homs, una provincia del oeste de Siria en la que no hay ninguna presencia de las milicias del Estado Islámico (o Daesh), supuesto objetivo de la misión militar del Kremlin.

El balance incluye la muerte de seis mujeres y seis niños, fallecidos en las localidades de Talbisa, Rastan y Al Zafarana, según datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Aparte, se han registrado enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los rebeldes en los alrededores de Talbisa, además de bombardeos del Ejército de Bashar al Assad sobre la ciudad.

La aviación rusa también ha efectuado ataques contra la aldea de Jabal al Zawiyah, en Idlib (noroeste), que han causado la muerte de al menos cuatro personas, incluidos una mujer y un niño, según ha informado este viernes el Observatorio. Otros tres civiles (incluida una mujer) han perdido la vida como consecuencia de bombardeos rusos en la localidad de Al Hbyt, también en Idlib.  

Las zonas atacadas por la aviación rusa cuentan con importantes bolsas del Frente al Nusra y otros grupos vinculados a Al Qaeda, así como de rebeldes laicos vinculados al Ejército Libre Sirio, pero no consta la presencia de Daesh, pretendido objetivo de la misión aprobada esta misma semana por la Cámara Alta rusa a instancias del Kremlin.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, ha justificado estas acciones con el argumento de que Moscú no distingue “entre el Frente al Nusra u otros grupos terroristas reconocidos por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o la leyes rusas”. Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha declarado que las noticias sobre víctimas civiles son falsas y forman parte de la propaganda de guerra.

Los Gobiernos de Alemania, Francia, Catar, Arabia Saudí, Reino Unido y Estados Unidos han exhortado a Rusia a cesar “inmediatamente” los ataques contra civiles y contra la oposición y a centrarse en la lucha contra el Daesh.

“Exhortamos a la Federación de Rusia a cesar inmediatamente los ataques contra la oposición siria, los civiles y concentrarse en la lucha contra el Daesh”, han advertido los gobiernos de esos países en un comunicado conjunto citado por la agencia estatal rusa RIA Novosti, en el que se expresa especial preocupación por “los ataques que llevó a cabo la aviación rusa desde ayer en Hama, Homs e Ildib”.