El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto ley para regular las comisiones por la extracción de dinero en efectivo en los cajeros de una entidad ajena al emisor de la tarjeta, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La noticia confirma lo que había adelantado ayer jueves SABEMOS .

El banco propietario del terminal no podrá cobrar una comisión directamente al cliente, pero sí a la entidad emisora de la tarjeta, que podrá repercutir o no esta tasa al usuario, de forma total o parcial.

La pantalla del cajero deberá informar al usuario del importe máximo que se podrá repercutir. La norma entra en vigor mañana con su publicación en el BOE y las entidades deberán adaptarse antes del 1 de enero de 2016. “Se da seguridad y se protege al consumidor en una cuestión que estaba generando preocupación en la opinión pública”, ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, citada por Europa Press.

Las entidades de crédito deberán informar al Banco de España de las comisiones que cobrarán por la retirada de efectivo. Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) deberá elevar un informe anual al Ministerio de Economía y Competitividad sobre los acuerdos y decisiones de las entidades en relación a las comisiones. El primer informe de la CNMC se emitirá en el primer semestre de 2016.