La número dos de la CUP, Anna Gabriel, ha asegurado que la decisión de no investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat “es colectiva” y ya está tomada por las asambleas que forman el partido.

En una entrevista este viernes en Rac1 recogida por Europa Press, ha subrayado que lo han explicado por pasiva y por activa, pero ha lamentado que a pesar del esfuerzo que dedican a aclarar este punto, la interpretación que se hace de su postura “es bastante simplista”.

Gabriel ha asegurado que las conversaciones con Junts pel Sí ya han comenzado aunque lejos de los focos, ya que quieren que las reuniones de las próximas semanas sean discretas.

Preguntada por si cree que Mas acabará siendo investido, ha dicho no saberlo: “Hay 135 diputados y al final la CUP tiene diez. Hay vida más allá de los diputados de la CUP”, ha expuesto.

Asimismo, ha pedido trasladar el foco mediático en otros aspectos, porque cree que se está perdiendo la ocasión de “tomar el pulso a la capacidad de desobediencia que hay en el nuevo arco parlamentario”, y ha deseado que la Conselleria de Enseñanza ponga al frente a alguien que desobedezca la Ley Wert y que se siga aplicando la Ley de pobreza energética. “Si el nuevo Govern no hace cosas, así es que caminamos hacia un sitio que no se llama independencia y soberanía”, ha expuesto.