La dirección de IBM España estaría estudiando el despido de “al menos” 137 trabajadores del gigante informático, según fuentes de la plantilla. Los representantes sindicales creen que es un “subterfugio” de la compañía para no acatar una sentencia del Supremo que les obligaba a pagar 20 años de planes de pensiones no retribuidos.

Los recortes llegan a IBM España. La dirección de la filial del gigante informático ha hecho saber a sus representantes sindicales su intención de ejecutar un inminente despido coletivo de al menos 137 empleados (cerca del 10% de la plantilla) “ante la concurrencia de causas de índole productiva, técnica y económica”, según consta en el acta de la reunión mantenida entre comités y empresa el pasado 22 de septiembre, y a la que ha tenido acceso SABEMOS (consultar documento más abajo). En la misma también se hace constar que la autoridad competente (el Ministerio de Empleo) está al tanto de las intenciones de la compañía de matriz estadounidense.

Los recortes solo afectarían, en principio, a los trabajadores de IBM S.A., la filial encargada de las divisiones de software, hardware, financiación y sectores. Los despidos se producirían en todos los centros de trabajos (Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, A Coruña y Palma de Mallorca). Quedarían al margen, por lo tanto, otras empresas del grupo como IBM Global Services, INSA o ROSSA. Los planes fueron dados a conocer a la plantilla el 1 de septiembre, si bien las conversaciones entre empresa y sindicatos no comenzaron de forma oficial hasta el pasado día 22, ya que se hubo de conformar la mesa de negociación con representantes de los distintos centros de trabajo.

Pero reducir su plantilla no es la única exigencia de los gestores de IBM en España. Junto a los despidos plantean también una rebaja del 12% en la retribución fija del resto de trabajadores, así como “una inaplicación de condiciones de trabajo” que dé marcha atrás al Plan de Pensiones que la compañía ha de ofrecer a sus empleados, después de que recientemente el Tribunal Supremo diera la razón a los mismos en un litigio de varios años con el gigante de la informática.

El Plan de pensiones de la discordia

Según los representantes de los trabajadores, este expediente de regulación de empleo es un “subterfugio” de la compañía para así evitar el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de marzo que obligaba a IBM S.A. a crear y dotar económicamente un plan de pensiones (conocido como “Plan Tradicional”) para los empleados equivalente a los que existen en el grupo IBM en todo el mundo.

La sentencia del Supremo llegaba a inicios de 2015 después de décadas de litigios entre la empresa y sus trabajadores en España, que reclamaban su derecho a gozar de un plan de pensiones equivalente al de otros empleados del grupo a nivel internacional. Finalmente el TS dio la razón a la plantilla, lo que ha supuesto un coste añadido a la compañía de unos 200 millones de dólares.

A pesar de la decisión de la corte suprema, desde la representación sindical denuncian que la empresa ha tratado de sortear de varias formas la sentencia. Así, han denunciado públicamente la búsqueda de acuerdos individuales de regularización con aquellos empleados que “por una u otra razón se encuentran en vías de abandonar la compañía”. Sin embargo, esos acuerdos supuestamente conllevan un empeoramiento respecto a las condiciones que teóricamente fijó el Alto Tribunal.

Desde IBM han contado con los servicios de consultoras internacionales como Towers Watson, People Matters e ITASU para fundamentar y argumentar ante las autoridades laborales la idoneidad de estos despidos. El grupo obtuvo un beneficio neto de unos 10.400 millones de euros en 2014.

Unos 130 despidos desde 2013

Fuentes sindicales de IBM señalan que los planeados en de forma colectiva no serían los primeros despidos llevados a cabo en la compañía, considerada muchos años como uno de los mejores lugares para trabajar en toda España. Según estimaciones del comité intercentros, entre 2013 y 2014 se ejecutaron 105 despidos, y en lo que va de año hay que sumar otros 24.

Son cálculos publicados por la representación de los trabajadores de IBM en su web oficial y en respuesta a una entrevista concedida por la presidenta de la compañía (Marta Martínez) al diario barcelonés La Vanguardia en la que aseguraba que no se habían registrado ni despidos ni eres.

Una nueva reunión este miércoles

Este miércoles se celebró en Madrid la segunda reunión del expediente de regulación de empleo, tal y como informó el comité de empresa de IBM a través de su cuenta de Twitter. “Por nuestra parte propuestas y voluntad negociadora. Aún no hay acta, pero IBM ha pedido confidencialidad”, explicaban los representantes sindicales.