¿Es una ofensa romper páginas de un ejemplar de la Constitución o la verdadera ofensa es no respetar su contenido? Este es el debate que se ha abierto en Twitter a raíz del gesto del diputado.

 

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha expulsado de la tribuna de oradores de la Cámara al diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, tras pedirle que retirara su gesto del pasado 16 de septiembre, cuando arrancó varias hojas de un ejemplar de la Constitución durante una intervención. 

Los hechos tuvieron lugar mientras intervenía en el pleno del Congreso en defensa del derecho de autodeterminación de Cataluña. Sabino Cuadra subió a la tribuna para decir que la reforma del Constitucional, planteada por el PP, es un nuevo “pucherazo” y denunciar que el “tan cacareado” estado de derecho del que habla el Gobierno en realidad es un “estado de desecho”. 

El diputado se ha negado a la petición del presidente del Congreso ya que considera que no tiene que retirar nada: “La intención, por supuesto, no fue la de ofender a nadie sino expresar una opinión política” afirma en una entrevista al Diario Público. 

Rosa Díezha exigido al presidente que aplique los artículos 101 y 106 del Reglamento de la Cámara Baja “sin esperar a que haya consenso” con los miembros de la Mesa: “Ni se negocia la aplicación de las leyes ni la del Reglamento. Se aplican”. Estos artículos aluden a la suspensión temporal de la condición de un diputado por razones de disciplina parlamentaria. Por su parte el PP pide medidas ‘más contundentes’. 

 

 

 

En Twitter se ha generado un debate sobre si es o no es una ofensa arrancar páginas de la Constitución. Para algunos es una falta de respeto a las instituciones, al Estado y a los españoles y piden que se sancione al diputado. Otros creen que no tiene importancia porque solo es un símbolo. Y otros cuestionan que nos escandalicemos cuando se maltratan las hojas del libro y no su contenido.