La formación naranja despeja el camino a los presupuestos regionales y ahuyenta los rumores de una alianza con PSOE y Podemos para tumbar al Ejecutivo autonómico. Presume de haber logrado “en tres meses más que otros en 25 años”. El 21% del pacto de investidura ha sido ya desarrollado.

“Aprobado”. Ciudadanos puso ayer nota a la gestión de Cristina Cifuentes en Madrid, al cumplirse cien días de la investidura que la mandataria popular sacó adelante gracias a la formación emergente. Su portavoz en la Asamblea, Ignacio Aguado, se mostró “satisfecho” de cómo han ido las cosas, presumió de haber cambiado “las prioridades del Gobierno regional” y aseguró que la presidenta “puede estar tranquila”, ya que no escuchará los cantos de sirena de la izquierda para tumbar al Ejecutivo.

La posibilidad de un pacto a tres bandas contra el PP ha sido alentada desde el PSOE, que hasta ha llegado a pronosticar que Ángel Gabilondo será presidente a lo largo de esta legislatura. La sombra de la corrupción que se cierne sobre algún alto cargo de Cifuentes y el hecho de que los socialistas, Ciudadanos y Podemos hicieran causa común varias veces en la Cámara avivó el debate, definitivamente aplacado ayer por Aguado.

“Ciudadanos está jugando un papel importante de centralidad política, donde es capaz de hablar con unos y con otros”, indicó el portavoz naranja en rueda de prensa. Con los grupos de la izquierda “no ha habido ningún alineamiento, es que el PP no ha presentado nada en la Asamblea” y Ciudadanos se ha limitado a respaldar iniciativas que creía sensatas de PSOE y Podemos, “que sí se han puesto las pilas”.

Aguado: “Cifuentes puede estar tranquila, estamos deseando poder aprobar unos presupuestos en Madrid”

En este sentido, zanjó que “Cristina Cifuentes puede estar tranquila, que estamos deseando poder aprobar unos presupuestos en la Comunidad de Madrid”. Y es que ese es el principal caballo de batalla que se avecina, la negociación de unas cuentas públicas para 2016 que solo pueden salir adelante con el aval de Ciudadanos. La presidenta regional se había mostrado crítica con el partido emergente apenas un par de horas antes, al afearle que esté votando “en bloque” con el resto de la oposición permanentemente, poniendo “una vela a Dios y otra al diablo todos los días y a todas las horas”.

A nivel nacional, una hipotética alianza Sánchez-Rivera tras las generales es una posibilidad que cada vez cobra más fuerza en los mentideros políticos de la capital. Los continuos guiños de los socialistas a la formación naranja, el declive de Podemos y la animadversión que en la cúpula de C’s despierta la figura de Rajoy ha hecho que ese pacto sea percibido como el más probable para después de los comicios. De ser así, no parece que vaya a tener efectos en la Comunidad de Madrid.

El 20% del pacto, cumplido

Aguado garantizó al PP “que en cualquier caso puede contar con nuestro apoyo siempre y cuando lo que presente a nivel de presupuestos o lo que presente a nivel de leyes tenga sentido, beneficie al interés general”. E insistió en sus declaraciones hacia Cifuentes: “Que esté tranquila, que haremos una oposición leal y constructiva, siempre en beneficio del ciudadano”.

El diputado madrileño presumió de haber forzado al Ejecutivo a adoptar hasta 16 medidas -del total de 76 pactadas en el acuerdo de investidura- en apenas tres meses: “Hemos conseguido desde Ciudadanos, con toda la humildad, más cosas que determinados grupos políticos en la oposición durante 25 años”.

Entre esos logros están la “paralización del proceso de privatización de servicios sanitarios”, la “paralización de venta de viviendas públicas a fondos buitre” y “mantener titularidad pública del 100% del accionariado del Canal de Isabel II”. Además, se han desarrollado siete iniciativas “de impacto directo en el día a día” de los madrileños: abrir los comedores escolares en verano, reducir las tasas universitarias, ampliar el abono joven, congelar las tarifas de transporte público, ampliar el horario de los quirófanos de hospitales públicos, contratar a 525 nuevos profesores y crear un parque de vivienda social para el realojo de personas en situación extrema.

Por último, Ciudadanos se felicita por el compromiso de Cifuentes de no crear nuevos impuestos ni aumentar el tramo autonómico del IRPF y por los avances en materia de “transparencia y regeneración”. Dentro de este paquete se incluye la eliminación del consejo consultivo, el adelgazamiento de la estructura administrativa o la reforma de la Ley de Telemadrid, que aún está en fase embrionaria y a expensas de poder alcanzar el mayor consenso posible.

El pp lo celebra

El Partido Popular de Madrid recibió con satisfacción el balance de Ciudadanos sobre los primeros cien días de legislatura. Su portavoz en la Asamblea, Enrique Ossorio, aseguró que las declaraciones de Aguado ponen de manifiesto que “el PP cumple”. Especialmente aliviado se mostró Ossorio en lo relativo a las cuentas de 2016 -“valoro muy positivamente que haya afirmado que podemos estar tranquilos respecto al presupuesto”- y al rechazo de un frente anti-PP: “nos parece muy bien lo que ha dicho respecto a que no van a ser siempre bloque con PSOE y con Podemos, es una gran noticia porque hasta ahora en todos los plenos y en todas las PNL que ha habido (…) han sido un bloque monolítico”.