Vodafone ha alcanzado este miércoles un acuerdo con los sindicatos mayoritarios UGT y STC en el marco las negociaciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará finalmente a 1.059 trabajadores, lo que supone un 18,35% menos respecto a la propuesta inicial presentada por la compañía para 1.297 empleados.

Desde UGT han explicado a Europa Press que se ha aceptado la propuesta final presentada el pasado 28 de septiembre al entender que con la firma del acuerdo se “mitiga” los efectos que sobre la plantilla hubiese generado la implantación por parte de la empresa de un ERE unilateral basado en lo establecido en la Ley. Por su parte, CC.OO. ha rechazado los despidos y ha anunciado que estudiará una posible demanda judicial.

“Por convicción, coherencia y respeto a una plantilla indignada con lo sucedido en este proceso, hemos trasladado toda la documentación a nuestro gabinete jurídico para que estudie la posibilidad de iniciar la demanda de un proceso que ha burlado los motivos y el fin para el que la ley articula este traumática herramienta de subsistencia empresarial, que no es el caso”, han señalado desde CC.OO.

En cuanto a las condiciones pactadas para el ERE, las indemnizaciones serán de 45 días por año trabajado hasta la reforma laboral de febrero de 2012, con 42 mensualidades, y de 33 días por año desde entonces, con 24 mensualidades, lo máximo que fija la ley para un despido improcedente.

Garantía de empleo

Asimismo, se amplía el periodo para acogerse a las bajas voluntarias hasta veinte días, con derecho a veto por parte de la empresa, y se reduce la edad para acogerse a las jubilaciones anticipadas voluntaria hasta los 55 años desde los 58 años que se proponía inicialmente.

Además, la empresa se ha comprometido con los sindicatos a no realizar nuevos EREs o externalizaciones hasta el 31 de diciembre de 2016.

Respeto a las condiciones laborales, según el acuerdo no sería de aplicación la cláusula de revisión salarial actual de Ono, con la penalización sobre el variable (por caída del Ebitda) regulada en el convenio.

Además, se incluye un incremento salarial del 2% sin condiciones en 2016 y condicionado a ingresos y Ebitda para el resto, así como jornada intensiva durante julio y agosto.