El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, ha defendido que la regulación española “es suficiente” para desplegar la fibra óptica y ha subrayado que “estamos en un país de primera categoría en este frente y no hay nada que nos diferencia del resto de Europa”.

Con independencia de ello, y ante la guerra por la regulación de la banda ancha, que enfrenta a Telefónica y a sus competidores y que fue sometida a consulta pública, obligando a la primera a ceder su servicio de fibra óptica en todo el territorio nacional, salvo en nueve municipios, a un precio regulado, Gilpérez ha precisado que su compañía respetará la decisión final que adopte la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), confiando, no obstante, en que dicha resolución se produzca “en breve”.

Antes de ofrecer una conferencia en Málaga en el marco del Foro del Mediterráneo Siglo XXI, Gilpérez ha hecho hincapié en que “las reglas del juego en España son las mismas que en otros lugares y el regulador tiene la suficiente profesionalidad como para saber ver cómo es el corto, el medio y el largo plazo de este sector”, según recoge Europa Press.

Según el representante de Telefónica, la actual regulación ha situado a España “en el puntal de Europa a nivel de redes de alta capacidad de fibra”. “Creemos en el modelo de inversión y que la regulación fomente esto”, ha comentado, abogando por romper la brecha digital. En este punto, ha advertido de que “hay que tener cuidado para que haya equilibrio entre desarrollo y precio, porque podemos caer en el populismo de abrir totalmente las redes y que nadie invierta”. Entonces, ha alertado, “haremos un país de dos velocidades, con ciudades que sean Corea y con otras no tan evolucionadas”.

En su argumentación, Gilpérez ha insistido en que “la fibra es algo que hemos construido con el dinero de los accionistas y no tiene nada que ver con ninguna herencia del monopolio”. Más aún, ha dejado claro que “lo que se hereda del monopolio está en perfecta regulación“, al tiempo que ha opinado que “no tiene sentido tener que compartir electrónica, cables de fibra…, ya que cada uno pone la suya”.

Precios a su ritmo

Por otra parte, se ha pronunciado sobre la política tarifaria y ha reiterado que “no es el momento de mercado bajista”, sino que “los precios que tenemos en España son los más baratos de Europa“, al tiempo que ha apuntado que “tienen que ser los que nos permitan seguir invirtiendo y haciendo las redes que necesitan los españoles”.

“No veo un movimiento bajista de precios, sino más bien estabilidad o del tipo de dar más cosas por lo mismo”, ha declarado el responsable de Telefónica España. Más aún, ha señalado que “en Europa ya no sigue bajando”.

Según ha indicado, “España es la más barata, Europa está subiendo el precio y en Estados Unidos se paga mucho más“. No aspira a que se ponga el mismo precio que en EEUU, pero “hay que ir recuperando los niveles de rentabilidad para ser capaces de ser el país en el que todos quieran estar y que sea un polo de atracción de empresas y de ciudadanos”.