El Consejo de la Federación de Rusia ha aprobado por unanimidad la participación del Ejército ruso en Siria para ayudar a las fuerzas gubernamentales en su lucha contra el Estado Islámico, también conocido como Daesh.

Por 162 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, la Cámara Alta ha aprobado este miércoles la propuesta del presidente Vladimir Putin para el uso de las fuerzas armadas rusas en el extranjero, según ha informado el jefe de la Administración Presidencial, Serguei Ivanov.

“No será la primera vez que utilicemos las fuerzas armadas en el extranjero para combatir el terrorismo”, ya que “prácticamente se hizo lo mismo” en los años noventa, concretamente en Tayikistán, ha añadido Ivanov, citado por la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

Según Ivanov (exministro de Defensa y antiguo viceprimer ministro para asuntos de Defensa e industria militar), Rusia se va a implicar únicamente en una operación aérea, porque la terrestre está “descartada”, tal como había asegurado previamente Vladimir Putin.

El único objetivo militar de la operación es apoyar a las fuerzas gubernamentales sirias en su lucha contra el Estado Islámico”, ha añadido. “La operación aérea rusa (en Siria) no puede durar para siempre y tiene unos plazos bien definidos”, ha agregado, sin más precisiones por motivos de confidencialidad.

“Bashar al Assad nos ha pedido la ayuda militar”

Según Ivanov, el propio presidente de Siria, Bashar al Assad, se ha dirigido al Gobierno ruso para “pedir que se le prestase la ayuda militar”. Este mismo miércoles, según el jefe de la Administración del Kremlin, Moscú informará a “todos” sus “socios y aliados” sobre la decisión, “y muy probablemente se transmitan informaciones concretas a los Ministerios de Defensa”.

No se trata de alcanzar ningún objetivo en materia de política exterior ni de satisfacer ambiciones, de lo que nos acusan con frecuencia los socios occidentales; se trata exclusivamente de intereses nacionales de Rusia“, ha asegurado Ivanov.

Asimismo, el alto responsable del Kremlin ha recordado que Estados Unidos y otros aliados, como Reino Unido o Francia, “ya se están lanzando bombardeos contra territorio de Irak y Siria (…) al margen del Derecho Internacional”. “Desde luego, se debe combatir al terrorismo y se deben unir esfuerzos para ello, pero también se debe respetar el Derecho Internacional”, ha advertido.

Primer ataque ruso

Fuentes oficiales estadounidenses han asegurado a la CNN que Rusia ya ha efectuado su primer ataque aéreo en Siria, concretamente cerca de la ciudad de Homs.

Las mismas fuentes han precisado que la misión norteamericana sigue adelante con toda normalidad y que Moscú no había informado a Washington sobre dónde planeaba atacar.