El sindicato de controladores aéreos Usca y el ente responsable de la navegación aérea en España, Enaire, van a celebrar hoy un encuentro en el que van a buscar de nuevo una solución a un conflicto laboral enquistado. Se trata de la enésima reunión entre las partes, en esta ocasión para evitar la segunda jornada de huelga tras el verano que ha sido convocada para este sábado.

Parece que algo ha cambiado en Enaire. La secretaria de comunicación de Usca, Susana Romero, lo confirma: el organismo público, dependiente del Ministerio de Fomento, acudió al encuentro de la semana pasada con una propuesta para tratar de calmar las aguas revueltas tras varios meses de conflicto laboral, a cuenta del cierre del espacio aéreo de finales de 2010.

Según Romero, Enaire les planteó la semana pasada una suspensión temporal de los expedientes sancionadores abiertos a 61 controladores en el centro de Barcelona hasta que los tribunales se pronuncien al respecto, dado que los trabajadores han recurrido estos procedimientos emprendidos por la compañía.

Este sería un punto de partida para desbloquear la situación, como reconoce Susana Romero, ya que las 61 sanciones constituyen uno de los dos asuntos, junto al despido de un controlador de Santiago de Compostela, contra el que protestan los trabajadores.

No obstante, la portavoz de Usca precisa que desde el ente público “no supieron explicar” en qué situación quedarían los trabajadores que ya han cumplido su sanción. Esto, unido a la exigencia de desconvocatoria inmediata de la huelga por parte de Enaire antes de seguir negociando, provocó la conclusión de los acercamientos.

“Esa era una propuesta que a nosotros no nos valía, que nos parecía altamente insuficiente”, afirma Susana Romero, quien sí concede que fue una actitud positiva, al establecer “un punto de partida” desde el que se podía comenzar a negociar. “Por primera vez nos dieron una propuesta”, añade.

Cambios de personal

La dirección de Recursos Humanos de Enaire ha experimentado un cambio, después de la salida de Maite Calleja de este puesto, como ha podido comprobar Romero. En las reuniones que se produjeron julio entre las dos partes ya había una sustituta como directora de este departamento, indica.

“No sabemos a que se ha podido deber, pero es cierto que Enaire hace muchos cambios, constantemente”, zanja. En cualquier caso, Romero considera “un poco precipitado” hablar de un “nuevo talante” por parte del ente. “Los resultados están siendo iguales”, concluye.

Para Usca no se ha producido un cambio en la actitud de Enaire, sino que el ente se está cargando “de buenas palabras, sobre todo de cara a la galería”, y de vacíos llamamientos al diálogo.

Otro día de huelga

Este sábado 3 de octubre, a no ser que la reunión de hoy acabe con un acuerdo para desconvocar la huelga, los controladores efectuarán su segunda jornada de paros parciales desde la vuelta de vacaciones.

En concreto, Usca ha convocado a los trabajadores a que cesen en su actividad de manera temporal entre las 6.00 y las 18.00 horas del sábado, como ya hicieron el pasado 26 de septiembre.

En esa ocasión, la huelga generó un 40% de los retrasos registrados en los aeropuertos españoles, aunque no se produjeron cancelaciones achacables a estas protestas.

De esta forma, el sindicato continúa con la campaña de paros que ya inició en junio, ante la posición inmovilista, dicen, de Enaire en la negociación relacionada con las sanciones de controladores.