Inspectores del Ministerio holandés de Transporte han registrado hoy las oficinas de Uber en Amsterdam como parte de una investigación criminal, según ha informado la Fiscalía neerlandesa.

Uber, empresa californiana que proporciona servicios de coche compartido a través de aplicaciones móviles, es sospechosa de violar la ley a través de su aplicación UberPOP, explicó el Ministerio Público holandés en un comunicado, que además señala que la plataforma ofrece a los usuarios la posibilidad de contratar trayectos a personas que “se presentan a sí mismas como conductoras de taxi sin licencia”

UberPOP, que ha sido declarado ilegal por los tribunales holandeses, ha llegado a ofrecer servicios de forma activa en Amsterdam, La Haya, Rotterdam y Utrecht. Y desde su llegada a Holanda ha provocado multas por valor de 450.000 euros impuestas a los conductores neerlandeses que utilizan la aplicación.

Sin embargo, “la presunción es que UberPOP sigue en activo, violando la ley”, manifiesta el comunicado

La Comisión Europea (CE) ha manifestado que “sigue de cerca” los acontecimientos en varias ciudades europeas en lo relativo a la emergencia de nuevas formas de servicios de transporte y de economía colaborativa. Además, ha resaltado que estas nuevas empresas constituyen un fenómeno “amplio”, con “potencial” para crear crecimiento y puestos de trabajo, pero que “hay cuestiones relativas a derechos del consumidor, seguridad impuestos y derecho laboral que deben vigilarse”.

La Comisión lleva a cabo actualmente un estudio al respecto para el cual está consultando a empresas, consumidores y autoridades nacionales. Será en 2016 cuando se publique, proporcionando la información necesaria para decidir si el sector requiere “acciones europeas”.