Money TreeMerck Sharpe & Dohme (MSD), filial británica de la empresa farmacéutica estadounidense Merck & Co., se ha asociado con el ecosistema Wayra, la aceleradora de startups de Telefónica Open Future, con el objetivo de crear una nueva aceleradora digital centrada en la salud preventiva.

La nueva aceleradora, Velocity Health, va a ofrecer a un grupo de startups una financiación de 48.800 dólares (más de 43.350 euros), además de 48.800 dólares adicionales en otros beneficios, como una oficina en Londres, una red de mentores, entrenadores e inversores e incluso la posibilidad de acceder a las bases de clientes de Telefónica y MSD. El programa se ejecutará en un plazo de diez meses, según ha informado la compañía en un comunicado.

Las compañías han optado por centrarse en la salud preventiva por ser un sector con un gran potencial de ahorro en gasto sanitario y porque todavía no ha recibido suficientes inversiones del Sistema Nacional de Salud británico (NHS), que en la actualidad sólo destina un cuatro por ciento de sus presupuestos a los programas de salud preventiva.

“La tecnología está revolucionando la forma de gestionar la asistencia sanitaria y el Reino Unido puede jugar un papel central en ello”, ha declarado el director general de MSD, Mike Nally.

“Los digitales de nueva creación se encuentran a la vanguardia de esta innovación”, ha proseguido. “Como empresa de salud con un largo legado en inversión para la innovación e I+D, queremos invertir activamente en este tipo de negocios y aprovechar el increíble talento que está surgiendo para que seamos igual de buenos tanto en ‘el reconocimiento y la prevención de la enfermedad’ como en ‘el diagnóstico y tratamiento’, a fin de ayudar a reducir la demanda de servicios de atención médica aguda costosos y con vistas a mejorar las capacidades en el largo plazo “, ha añadido.

MSD no es la primera compañía farmacéutica que se implica en una aceleradora digital de salud en Europa: otros ejemplos son el programa Grants4Apps de Bayer, con sede en Alemania, que el pasado mes de agosto dio paso a su segunda fase. Bayer ofrece alrededor de 50.000 euros a sus participantes.