La venta del 60% del capital de los aeropuertos franceses de Niza y Lyon ha llamado la atención de Ferrovial, que está preparando una oferta para la subasta de estos dos aeródromos. Mientras, Aena ha decidido abstenerse de participar en la adjudicación, habida cuenta de los cambios que podrían producirse tras las elecciones generales de diciembre.

La valoración conjunta de los dos aeropuertos, de acuerdo con las primeras ofertas, estaría en torno a los 2.000 millones de euros, de acuerdo con las informaciones barajadas por el diario económico Expansión.

Estas nuevas infraestructuras servirían para complementar la cartera internacional de aeropuertos gestionados por Ferrovial, que explota las instalaciones de Heathrow, Glasgow, Aberdeen y Southampton en Gran Bretaña.

Esta operación se produce después de que el grupo presidido por Rafael del Pino tratara de convertirse en accionista de referencia de Aena en la salida a bolsa de parte de su capital.

La compañía española se tendrá que enfrentar en la apertura de sobres a otras multinacionales como Vinci, Atlantia o IFM, según Expansión.

Los aeropuertos de Lyon y Niza reciben a 8,5 y 12 millones de pasajeros, respectivamente, cada año. Está previsto que el Ejecutivo galo lance el pliego de condiciones de la subasta este otoño y que la adjudicación se produzca a principios de 2016.

 

Foto: Flickr – Frédéric Le Quéré