BBVA ha informado este martes de que al final de la presente temporada dejará de dar nombre a las ligas de fútbol de Primera y Segunda División, algo que hace (Liga BBVA y Liga Adelante, respectivamente) desde la campaña 2008/2009.

BBVA y la Liga de Fútbol Profesional han llegado a un acuerdo para no prorrogar el patrocinio a partir del 30 de junio de 2016. Las razones esgrimidas por la entidad financiera “se basan en el cambio estratégico que está llevando a cabo, centrado en la transformación digital del banco a nivel mundial”.

Fuentes de BBVA han indicado que dicho cambio “implica desarrollar una estrategia basada en la personalización, algo inherente al ámbito digital, frente a impactos globales”. BBVA agrega que La Liga “se encuentra en un nuevo escenario audiovisual que permite el desarrollo internacional de su marca con una decidida apuesta por la expansión global”.

Tanto La Liga como BBVA han coincidido en señalar “el gran éxito de su colaboración en los últimos años, que ha permitido a ambas instituciones difundir sus marcas de forma internacional, y han recalcado su deseo de continuar trabajando con dedicación durante la presente temporada”.

La relación entre BBVA y La Liga data de 2006, cuando el banco puso su nombre a la Segunda División. Fue dos años después cuando la Primera División pasó a llamarse Liga BBVA y la Segunda, Liga Adelante.