Periodista, locutor, escritor, presentador, productor musical, comentarista de Eurovisión… Con casi cincuenta años de profesión a sus espaldas, José María Íñigo no necesita presentación. Todos sabemos quién es él, pero no tanto a qué dedica el tiempo libre. Hablamos con el bilbaíno sobre sus gustos y aficiones, sus pequeñas y grandes pasiones, sus vicios inconfesables y su manera de entender la tele y el mundo actual, y nos dejamos embaucar por la embriagadora voz de este peso pesado de la televisión española cuyo anecdotario es tan abundante como su característico bigote.

 

No te vemos tanto en la tele, pero lo cierto es que no paras. ¿Qué haces ahora?

Lo de siempre desde hace unos años. Colaboro en Telecinco con María Teresa Campos, llevo 17 años en el programa de Pepa Fernández en Radio Nacional, donde hablo de viajes y cosas curiosas, doy conferencias sobre televisión y sobre la felicidad pues escribí varios libros sobre ese tema, publico al menos dos libros al año, el último Los postres de los famosos y el anterior mi primera novela, El código secreto de Platón, tengo varias revistas en Internet: Ganas de Viajar, Calidad y Prestigio, La Ruta del Quijote, Las Ciudades del Ave, Ciudades Teresianas…

Y además has abierto un museo…

Me he metido en una nueva aventura, la de crear museos insólitos, fuera de lo común. El primero está en Cuenca, en Casasimarro, y es el Museo del Humor, un homenaje a los primeros humoristas gráficos de España, los que publican sus viñetas en periódicos, con la historia del humor en España, revistas desde principios del siglo pasado… Y no es el único. Tengo pensado abrir el Museo del Rock, el Museo de la Prensa y el de la Publicidad. Pero en estos aún estoy trabajando porque es algo que he montado por mi cuenta.

“Además del Museo del Humor, tengo pensado abrir el Museo del Rock, el de la Prensa y el de la Publicidad”, anuncia @JoseMariaInigo

¿Cómo has reciclado tu pasión por la música?

Yo entré en esto de la música por casualidad. No era experto pero dije que lo era y me metí en el único hueco que vi. Al final me hice experto, claro, y he dirigido programas y escrito libros de música. Pero ahora mi único contacto con ese mundo es a través de mi productora discográfica. Llevamos 20 discos triples, todo recopilaciones de los éxitos de los 60 y 70, las grandes décadas de la música. Incluso me han dado un disco de platino y dos de oro por la producción.

De todas las revistas que comentabas antes, la de viajes es la que más satisfacciones te ha dado, ¿no es así?

Empecé con una revista de cosméticos, que cerré en cuanto llegaron las francesas Elle, Vogue y Marie Claire. Me lancé a los viajes porque supuse que si hacía una revista de viajes acabaría viajando. Si haces una de zapatos te mandarán muestras de zapatos, pero con sólo dos pies, por muchos zapatos que te manden no vas a poder llevar más. Si embargo viajar sí. He dado la vuelta al mundo una docena de veces y conozco todo lo que hay que conocer gracias a la revista.

Y también entiendes de gastronomía… 

Me gusta la gastronomía porque me gusta comer. Pero siempre que haya algo que me apetezca comer, claro está. Estuve haciendo Supervivientes en la República Dominicana y como la comida era una porquería estuve tres meses y pico sin comer. Perdí 20 kilos, pero es que no podía comer aquello, todo estaba contaminado. Descubrí que no era tan duro; si acostumbras al estómago a no comer puedes estar con un plátano durante todo el día.

 “Perdí 20 kilos participando en ‘Supervivientes’ en la República Dominicana porque toda la comida estaba contaminada”, declara @JoseMariaInigo 

Hablemos de televisión. ¿Qué le falta o le sobra a la de ahora?

Siempre digo que no hay por qué preocuparse tanto. Tienes ciento y pico canales y siempre algo para ver. La gente se queja de la telebasura pero si no te gusta, con no mirar o con coger el mando y cambiar se arregla el problema. La televisión de hoy es una televisión menos exigente con los contenidos. Cuando sólo había un canal en España era muy estricta con los contenidos, con las formas. Ahora no. Ahora todo vale y no pasa nada. En España y también fuera. Pero aquí parece que se ha dado rienda suelta a las burradas en la tele.

 “En España se ha dado rienda suelta a las burradas en televisión”, opina @JoseMariaInigo

¿Qué ve José María Íñigo en la tele cualquier noche?

Yo veo series americanas. Tienen ritmo, están bien hechas, me gustan las tramas, los guiones… El único programa español que veo de vez en cuando es La Voz Kids, porque los chavales me parecen unos fenómenos y el programa está bien hecho. Juega con las emociones de los niños y todo eso… A veces también veo Pasapalabra, aunque solamente el rosco. Y en cuanto a series americanas, estoy volviendo a ver Breaking Bad y Mad Men. De aquí he visto alguna de las nuevas y creo que la ficción española de hoy está mucho mejor que la no ficción.

 

Has entrevistado a Charlton Heston, Rita Hayworth, Anthony Quinn, Alain Delon, Billy Wilder, Marcelo Mastroianni… ¿Recuerdas alguna entrevista más especial que las demás?

He entrevistado a cientos de rostros de Hollywood, pero también a personajes como Neil Armstrong, el primer hombre que puso el pie en La Luna, o Aleksandr Solzhenitsyn, que escribió ‘Archipiélago Gulag’ tras estar en las cárceles de exterminio de Siberia y que nos contó cómo era la vida en aquellos lugares tan tremendos… También he hablado con gente sencilla y peculiar, como el campeón de subir árboles boca abajo, que llegó al plató, se puso a hacer el pino y empezó a trepar del revés, o gente realmente especial como Uri Geller, el hombre que hacía que la gente doblara cucharas en su casa, Mathew Hennings, que hacía crecer las plantas con su mirada, el Conde de Saint Germain, que convertía el plomo en oro…

 

La primera anécdota que te venga a la cabeza de entre todas las entrevistas que has hecho a lo largo de tu trayectoria profesional…

En el primer programa en directo que hice en Estudio Abierto, teníamos que hacer una conexión a Bilbao para que nos diera el corresponsal el resultado del campeonato de boxeo entre Urtain y otro boxeador. El combate había durado 50 segundos porque nada más salir Urtain le metió un puñetazo y tiró al suelo al contrincante. La conexión no entraba por problemas técnicos y al ser un directo tuve que estar 25 minutos alargando el tiempo mientras solucionaban el problema. Así que estuve 25 minutos hablando para un combate que había durado 50 segundos. Pensé que sería mi primer y mi último programa.

Nadie duda de que eras el mejor haciendo entrevistas y resolviendo directos. ¿Por qué ya no trabajas en televisión?

Parece ser que a los programadores no les interesa. Yo estaría encantado de volver, pero creo que no tendría tanto éxito como en otras épocas. Ahora la gente quiere cosas rápidas, dinámicas e intrascendentes. La televisión se ha convertido en un producto de entretenimiento facilito, simplón, de aquí te pillo, aquí te manto. De usar y tirar.

“La televisión se ha convertido en un producto de usar y tirar”, sentencia @JoseMariaInigo 

Cambiando de tercio, ¿qué opinas sobre el canje político?

En Madrid creo que a la nueva alcaldesa tiene muy buenas intenciones pero le falta práctica. El otro día paró la Gran Vía por el Día sin Coches y bueno, es cierto que por esa calle se podía caminar e ir en bicicleta, pero por el resto de Madrid fue la hecatombe. La idea era buena, pero el resultado nefasto. Y como esa, Carmena ha tenido otras. Pero lo que me preocupa más es el dudoso equipo del que se ha rodeado, el currículum de alguno no es para tenerlo de concejal. A mí más de uno me avergüenza. Pero este es el signo de los tiempos. Si no nos gusta, en cuatro años la podemos echar.
Con respecto a España, dios proveerá. A ver qué hay en las elecciones de diciembre. A mí no me gusta la ley electoral que tenemos. No me parece justo que el voto de un soriano valga cuatro veces más que el mío, o el de un murciano o un navarro. Cada hombre un voto, mentira. Dicen que es para que los partidos pequeños tengan voz. Pues si no tienen voz es porque las gente no les vota, y si no les vota, qué le vamos a hacer.

“No me gusta la ley electoral que tenemos. Cada hombre un voto, mentira”, argumenta @JoseMariaInigo

¿Y sobre la independencia de Cataluña?

Sobre este tema tengo dos pensamientos. Uno, que se independicen y que se vayan, a ser posible, un poco más lejos. Pero una cosa son los políticos y otra la gente de Cataluña, y los primeros deberían dedicarse a resolver los problemas de casa antes de meterse en estos berenjenales. Y dos, me parece perfecto que se pueda votar o hacer un referéndum, pero que vote toda España, no sólo los catalanes. Esto es una unidad y decidimos todos. En cuanto a Artur Mas, creo que no rige bien y que además está sordo, porque no escucha y está llevando a un desastre a su propia nación, como dice él. Todo por salvarse él y continuar siendo presidente, que es lo que le interesa.

 “Me parece perfecto que se pueda hacer un referéndum, pero que vote toda España, no sólo los catalanes”, opina @JoseMariaInigo

Hace unos días eras bastante crítico en redes sociales sobre las declaraciones de Fernando Trueba al recibir el Premio Nacional de Cine…

Sí. Me parece estupendo que Trueba o Piqué no se sientan españoles, como si se sienten islandeses, que es un país muy majo. Pero me parece incoherente, poco ético y estético que renieguen de ser españoles pero acepten el dinero que les brinda el país, en el caso de Trueba mediante el Premio Nacional de Cine y en el caso de Piqué, que se vista con el escudo español y juegue en nuestra selección pero diga que no se siente español. Es como digo, una cuestión de ética, estética y coherencia, que ellos no tienen. Yo si hubiera sido el ministro el otro día, le habría quitado el cheque y el premio a Trueba, y encantado.

 “Que Trueba no se sienta español pero acepte el premio me parece una cuestión de falta de ética y estética”, dice @JoseMariaInigo

Siguiendo con la actualidad, como pro-taurino, ¿qué opinas de toda la polémica levantada por tradiciones como el Toro de la Vega?

Bueno, soy pro-taurino a ratos. Lo del Toro de la Vega se ha exagerado en exceso. Es obvio que es una burrada, pero si nos ponemos finos, está a la misma altura de cómo matan los árabes al cordero, que lo dejan desangrarse, o de nuestras propias matanzas de cercos, las estabulaciones de pollos o lo de meter al bogavante en agua hirviendo y dejar que llore… Hay tradiciones que hay que cambiar por sentido común, porque son bárbaras y estamos en otro mundo. Y si es necesario para comer, seguro que hay formas de matar al animal muncho menos tremendas.

 

Para acabar con mejor sabor de boca, ¿volveremos a ganar algún año Eurovisión?

No tengo ni idea. Eso mismo se preguntarán los cuarenta y tantos países que participan.

Una película: ‘Argo’.
Una canción: ‘Summer Wine’, la versión de The Corrs y Bono.
Un libro: ‘El oficio de vivir’, diario de Cesare Pavese.
Una máxima: Vive y deja vivir. Así de simple, aunque el desarrollo tiene mucha más enjundia.
Un hobby, vicio o manía inconfesable: El hobby, la magia; el vicio inconfesable casi te lo digo al oído.