El grupo de Iberia, Gowaii, Alsa e IAG7 arrebata a Globalia y Barceló la gestión del lote más atractivo. El paquete de viajes a Canarias y Baleares concentra el 70% del negocio aéreo y su pérdida pone en aprietos a Air Europa. Mundosenior dice que “no será necesario” recurrir la nueva resolución, ya que se muestra confiado en que el Imserso finalmente no procederá a la adjudicación formal a su rival.

El Gobierno rectifica y, de facto, reconoce su error. Tras verse obligado por el un tribunal a volver a evaluar las ofertas, el Imserso –dependiente del Ministerio de Sanidad- corrige su anterior resolución y decide repartir entre los dos grandes candidatos de la gestión del megacontrato del programa de viajes para mayores, valorado en unos 1.200 millones de euros.

En la anterior resolución el único adjudicatario de todo el programa era Mundosenior, la unión de Globalia y Barceló, que lleva gestionando los viajes del Imserso durante más de dos décadas. Ahora la mesa de contratación del concurso recula y ha decidido repartirlo entre Mundosenior y Mundiplan (la unión de Iberia, Gowaii, Alsa e IAG7).

La resolución no es oficial y de momento no se puede considerar como definitiva, pero el Imserso ha pedido documentación complementaria a Mundiplan como paso previo a la adjudicación de uno de los lotes que, además, es el más atractivo y el más codiciado de los tres que comprende el concurso.

Y es que Globalia y Barceló mantendrán la explotación de los lotes que comprenden los viajes a las costas españolas (Andalucía, Murcia, Cataluña y Comunidad Valenciana) y a los destinos de interior (capitales de provincia, viajes culturales y de naturaleza). Y Mundiplan será la encargada de gestionar el lote que integra los viajes a Baleares y Canarias, según confirman a SABEMOS fuentes conocedoras de la resolución del concurso.

El Imserso licita la gestión del programa de turismo social para los próximos dos años, con opción a una prórroga (casi asegurada) por otros dos más. En total, el concurso está valorado en 1.204 millones de euros. Un auténtico megacontrato por el que es más que lógico de los grandes del turismo español se peleen.

Objetivo: controlar el negocio aéreo

Mundiplan no se hace con el lote que cuenta con un mayor presupuesto adjudicado ni con el que dispone de un mayor número de viajeros. De hecho, apenas controlará un tercio de los fondos previstos y de las plazas.

El presupuesto total del programa de viajes para los primeros dos años es de 662 millones de euros y cuenta oficialmente con 938.000 viajeros previstos (aunque se sumarán alrededor de 150.000 plazas más por los descuentos de las ofertas presentadas por los candidatos). El lote de las islas que se quedará Mundiplan cuenta con un presupuesto de 240 millones (un 36% del total) y algo menos de 274.000 plazas (un 29%). El mayor lote es el que comprende los viajes a las costas, que concentra la mitad del presupuesto total, con 335 millones, y un 58% de las plazas, con casi 544.000 viajeros.

Pero consiguiendo el famoso lote 2 (el de los viajes a las islas) la unión Iberia-Gowaii-Alsa-IAG7 se erige en el verdadero ganador del concurso, porque es el que integra alrededor del 70% de todo el negocio aéreo del programa y ésa es una de las grandes bicocas del proyecto. Mundiplan (con Iberia al frente) y Mundosenior (con Globalia, propietaria de Air Europa) se jugaban mucho en este concurso: se jugaban, en concreto, centenares de miles de plazas ocupadas en sus aviones en la dura temporada baja.

Problemas para Air Europa

Iberia y sus socios se quedan con el gran tesoro del negocio del transporte aéreo (hay otros, como las excursiones que gestionan las compañías de receptivo). Mientras que Air Europa afronta un serio problema por una caída de la actividad que puede dejar una parte sustancial de sus aviones en tierra en otoño y en invierno.

Unos aprietos que llegan además en el peor momento para Globalia, justo cuando se negocia la venta de una parte sustancial del capital del grupo (que integra a Air Europa, Viajes Halcón, Travelplán…) y una eventual salida a bolsa. La pérdida de una pata tan importante del negocio vinculado al concurso del Imserso complica aún más la valoración de Globalia, presidida por Juan José Hidalgo, cuando se trata de casar precios entre vendedor y comprador.

Mundosenior ha insistido en que no es legal que se le adjudique ningún lote a Mundiplan, dado que, como viene manteniendo el grupo desde hace meses, es necesario que todos los integrantes de una UTE candidata tengan la licencia de agencia de viajes, e Iberia y Alsa no dispondrían de ella. En un comunicado, Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, ha apuntado que “no será necesario” abrir una batalla legal contra la nueva resolución, porque dice estar seguro que el Imserso finalmente no adjudicará el lote 2 a Mundiplan una vez que revise la documentación adicional que le ha solicitado.

La batalla legal hasta el nuevo reparto

La Dirección General del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) ha resuelto en apenas dos semanas el entuerto con que se encontró cuando el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, adscrito al Ministerio de Hacienda, decidió revocar la resolución del concurso y ordenó volver a evaluar todas las ofertas. El Tribunal estimaba así el recurso presentado de Mundiplan y ahora, con la nueva resolución, el propio Imserso ratifica que la valoración anterior era incorrecta.

El Imserso hizo oficial a finales de julio la adjudicación de la gestión del programa de viajes para los próximos dos años, con opción a otros dos, como adelantó en primicia SABEMOS el pasado 24 de junio. Mundosenior, que lleva gestionando el programa durante los últimos 20 años, se adjudica un megacontrolado valorado en 1.200 millones de euros.

El Imserso justificó la adjudicación a Globalia y Barceló en que su oferta se trataba de “la más ventajosa económicamente”. Sin embargo, Mundiplan presentó con mucho la mejor oferta económica y parecía el mejor colocado para hacerse con la gestión del programa. La UTE de Iberia y Gowaii propuso una rebaja del precio del 4,08%, frente a un descuento del 2,67% por parte de Mundosenior y del 1,79% de Logitravel.

Mundiplan denunció haber detectado “irregularidades en la valoración y puntuación” de diferentes aspectos del mismo y presentó un recurso a principios de agosto.  Y el Tribunal de Recursos Contractuales consideró efectivamente que el Imserso realizó la evaluación de las ofertas con discrecionalidad, y le obligó a volver a estudiarlas conforme a los criterios que imponen los pliegos y evitando dichas arbitrariedades.

En paralelo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció en agosto la apertura de un expediente sancionador contra Globalia y Barceló por cómo se han repartido el programa de viajes del Imserso durante los últimos veinte años. Ambas compañías ya fueron sancionadas (junto a Marsans y Viajes Iberia) en el año 2000 por prácticas anticompetitivas en la presentación de ofertas a estos concursos, y la CNMC cree que esas prácticas han continuado hasta la actualidad.