¿Dispensó trato de favor Salvador Victoria a Alejandro de Pablo por conseguir contratos de la red liderada por Francisco Granados? Según el juez Velasco, y los informes de los investigadores que obran en el sumario de la Púnica, a Victoria se le relaciona al menos con cinco pagos en efectivo efectuados por empresas como Indra.

José Martínez Nicolás, ex consejero delegado de la Agencia de Informática de la CAM, declaró ante el juez que Salvador Victoria le obligó a presionar a Indra para que realizara pagos de cantidades que ascendían a 120.000 euros al informático Alejandro de Pedro, quien conseguía “trabajos” para el núcleo creado por David Marjaliza y Francisco Granados “supuestamente sin contratación alguna”.

En una de las conversaciones intervenidas por los investigadores, Salvador Victoria le promete que se ha reunido con el Consejero Delegado de Indra para que se le paguen ciertas cantidades. “Ya he estado con Martínez Nicolás el viernes, y no sé muy bien por qué no lo han hecho… Está un poco acojonado y es un poco gilipollas, porque esto se ha hecho toda la vida y nunca ha pasado nada. He llamado al Consejero Delegado y he quedado a tomar un café con él para ver si lo desbloqueo”. El juez mantiene la imputación contra Javier de Andrés, consejero delegado de Indra,y de Santiago Roura, director general de operaciones de la compañía.

Además el magistrado de la Audiencia Nacional considera que también habría otorgado contratos de reputación on line para trabajar en la imagen de varios políticos y de  publicidad. Victoria ya ha negado en sus comparecencias –ésta es la tercera y acude a petición propia-, haber ordenado los pagos a Martínez Nicolás y, sobre todo, que se financiaran con dinero público. Según su versión, las empresas del “conseguidor” De Pedro lograron un contrato público para efectuar un seguimiento de las informaciones publicadas en las redes sociales y en internet sobre la Comunidad de Madrid y por “tensiones de tesorería” dejaron de pagarse.

Salvador Victoria ofrecerá mañana otra versión, según fuentes jurídicas. El juez “redondea” ya la causa y ha fijado, de aquí a finales de diciembre, declaraciones de imputados y testigos en orden a trazar el dibujo exacto de la trama a la luz de las revelaciones del relato de Marjaliza que pueden apoyarse en diligencias documentales ya solicitadas para acreditar cuanto de cierto hay en el testimonio de uno de los hombres más cercanos a Granados.