Al menos 717 personas murieron este jueves y 805 resultaron heridas como consecuencia de una avalancha de peregrinos en la ciudad saudí de La Meca, donde tres millones de personas participan en el rito musulmán de la peregrinación.

El nuevo balance ha sido difundido por la Defensa Civil saudí, citada por la agencia oficial de prensa, APA. La avalancha tuvo lugar en la zona de Mina, situada a unos 15 kilómetros de La Meca. La cifra de víctimas no es definitiva y podría aumentar.

La Defensa Civil ha enviado efectivos de rescate formados por 4.000 personas y 220 vehículos. En el momento del accidente, los peregrinos participaban en el recorrido que incluye las tiendas de campaña de Mina, la Kaaba, el monte Arafat y de nuevo Mina, donde se escenifica el apedreamiento simbólico del demonio.

Hace dos semanas, 108 peregrinos fallecieron en la Gran Mezquita de La Meca a causa del desplome de una grúa. La de este jueves ha sido la estampida más grave desde 2006.