La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha mostrado su “preocupación” ante las próximas jornadas de huelga convocadas por el sindicato de controladores, Usca, que comienzan este sábado.

En un comunicado, esta patronal ha destacado que los paros parciales de 12 horas, que se celebrarán este sábado 26 y se reanudan el próximo 3 de octubre, “coexisten prácticamente” con la huelga convocada en Renfe y Adif, que afectará a los viajeros este viernes 25 y el viernes 2 de octubre.

La asociación ha resaltado que el turismo y el transporte aéreo han registrado unas “excelentes cifras” durante este verano, con lo que se culmina una evolución “positiva” en los últimos meses. Además, ha reivindicado la regularidad y la puntualidad como factores de confianza ante los clientes, por lo que la huelga de controladores podría socavar la reputación del sector.

“Apelamos de nuevo a la responsabilidad necesaria para promover los acuerdos que permitan armonizar los intereses y las responsabilidades, de manera que no se afecte al impulso actual de la actividad, sin la que tampoco podríamos sostener los niveles sociales alcanzados ni cuantitativa ni cualitativamente”, ha concluido ALA.