El Juzgado de Instrucción nº 31 de Madrid, Antonio Serrano-Artal, ha ejecutado este jueves un embargo de bienes por importe de 18 millones de euros al exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, al no haberse hecho efectiva la fianza acordada en concepto de responsabilidad civil en el marco de la causa que le investiga por delitos de corrupción entre particulares, delito fiscal y blanqueo de capitales.

El secretario del juzgado ha sido el encargado de realizar el embargo de bienes, entre los que se encuentra la pensión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que Rato percibe en su calidad de ex director de la institución, según han informado fuentes jurídicas.

Por otra parte, el juez Serrano-Artal ha tomado declaración este jueves, en calidad de imputado a Domingo Plaza, abogado y socio de Rato, y al que no se le ha impuesto medida cautelar alguna al término de la diligencia.

Domingo Plaza, quien constituyó la sociedad patrimonial Kradonara, cuya titularidad real se atribuye a Rato, es el tercer imputado en este procedimiento después del propio Rodrigo Rato y el empresario y presunto testaferro del exvicepresidente, Alberto Portuondo.

El Juzgado de Instrucción continúa la investigación de la causa con independencia de la cuestión de competencia sobre la causa que aún está pendiente de resolverse después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazara la inhibición planteada por Serrano-Artal.