La red social de coche compartido BlaBlaCar ha alcanzado los 2,5 millones de usuarios en España en apenas cinco años y afronta su consolidación en el país con la certeza de haber superado “lo que algunos consideraban una moda” y con una base de usuarios cada vez más diversificada en edad y perfil.

En una nota de prensa recogida por la agencia Europa Press, la empresa destaca su crecimiento “exponencial” desde su llegada a España en 2010 y considera que su propuesta de coche compartido “ya es una nueva forma de movilidad”. Sus 2,5 millones de usuarios inscritos ya han compartido más de 1.200 millones de kilómetros.

“Datos como este demuestran que BlaBlaCar y el consumo colaborativo no son una moda, sino que forman parte de un cambio de mentalidad que acepta de manera natural la coexistencia de distintas formas de viajar y de un cambio de actitud global que ya existe en España”, asegura el country manager de BlaBlaCar en España, Jaime Rodríguez de Santiago.

Las comunidades autónomas con mayor número de usuarios de BlaBlaCar registrados son Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana, seguidas por Castilla y León, Cataluña y Extremadura.

Dentro de cada comunidad, hay usuarios en todas las provincias y casi todas las localidades, lo que se debe a que muchos de los trayectos realizados unen puntos de la Península que sólo pueden realizarse de forma directa en coche.

De hecho, los 10 trayectos más habituales concertados a través de BlaBlaCar, entre ellos Madrid-Valencia, Granada-Sevilla y Murcia-Madrid, apenas suponen el 3% de los viajes que se publican en la plataforma.

Es habitual, indica la empresa, encontrar viajes con orígenes distintos a los de las capitales de provincia, tan diversos como Rivas (Madrid), Castelldefels (Cataluña), Aguadulce (Almería) o Tomelloso (Castilla La Mancha).

Muchos de los trayectos más habituales, como Barcelona-Toulousse o Salamanca-Lisboa, tienen como origen o destino una ciudad internacional, gracias a que BlaBlaCar ya está presente en 19 países, entre ellos Portugal y Francia.

“Ampliamente aceptado”

En todos estos países, compartir los gastos de un trayecto en coche sin ánimo de lucro, tal y como se hace en BlaBlaCar, es un fenómeno ampliamente aceptado, afirma la empresa, que esta semana participa en la Semana Europea de la Movilidad Sostenible.

“De hecho, en muchos de los países de nuestro entorno están surgiendo iniciativas públicas para el fomento del coche compartido, desde puntos de encuentro en ciudades e intersecciones de autopistas hasta la posibilidad de tener peajes reducidos para quien viaja compartiendo coche”, señala.

Perfil heterogéneo

La edad media de los usuarios de BlaBlaCar también ha crecido en estos cinco años, desde los 24 años en 2010 a los 31 años en 2015. El 26% de los usuarios de BlaBlaCar actualmente tiene entre 25 y 29 años y otro 26% de ellos entre 30 y 39 años. Eso sí, continúan utilizando BlaBlaCar tanto hombres (58%) como mujeres (42%).

El 71% de los usuarios de BlaBlaCar tiene trabajo, el 13% estudia y el 3% de ellos está jubilado. Además, el 13% de ellos está en el paro, una situación para la que BlaBlaCar ha supuesto un alivio a la hora de plantearse viajar por el ahorro que supone.

Aparte del ahorro, otro de los motivos por los que los usuarios deciden compartir coche es, en el caso de los conductores, el deseo de no viajar solo y compartir una experiencia, y, en el caso de los pasajeros, su utilidad y rapidez.