El pasado viernes, las dos principales patronales del crédito (AEB y CECA) emitieron un comunicado en el se mostraban en contra de un proceso unilateral hacia la independencia de Cataluña. Desde el ámbito independentista se ha promovido el cierre de cuentas y la apertura en entidades no adscritas, como la Caja de Ingenieros, que tiene entre el doble y el triple de peticiones de información de posibles nuevos clientes.

En la mañana del viernes 18 de septiembre, a poco más de una semana del final de la campaña electoral de las Elecciones Catalanas, las patronales bancarias AEB y CECA emitieron un comunicado conjunto en el que alertaban sobre los riesgos de una declaración de independencia desordenada, y conminaban a los ciudadanos a no apoyar proyectos que rompieran con la legalidad. La salida de esta CCAA del marco constitucional “comportaría que todas las entidades bancarias con presencia en Cataluña afrontarían graves problemas de inseguridad jurídica”, advertían.

A pesar de su lenguaje políticamente correcto, se dejaba entrever que las dos principales entidades financieras residenciadas en Cataluña (Caixabank y Sabadell) trasladarían su sede a algún otro territorio español en caso de que hubiera una DUI. Esta advertencia fue percibida casi de inmediato como una amenaza por parte del Govern y por parte de las formaciones y el electorado independentistas, que a través de declaraciones públicas y redes sociales han animado a responder a dichas patronales donde más les duele.

Así, el mismo viernes ya fue trending topic en twitter el hashtag #BuidemLaCaixa (vaciemos La Caixa), que abogaba por cerrar las cuentas y retirar fondos de las entidades firmantes del comunicado. También se extendieron por las redes hashtags similares como #buidemSabadell o #buidembbva. Los defensores de la independencia catalana han demostrado en otras ocasiones su capacidad de movilización y de influir para provocar cambios en la realidad. Así, por ejemplo, el llamamiento a un apagón generalizado el pasado domingo en la televisión autonómica TV3 tuvo tanto éxito que la cadena pública registró su peor dato histórico (un 1,4%, apenas 27.000 espectadores).

Normalidad en las grandes entidades

¿Y en esta ocasión? ¿Está teniendo impacto en las grandes entidades financieras catalanas el intento de boicot de los independentistas? Aunque la banca prefiere mantener un perfil bajo respecto a este tema con el fin de no atizar las brasas, fuentes internas de las dos mayores entidades (Sabadell y Caixabank) aseguran que no se están registrando incidentes reseñables respecto a este tema. “De momento ruido solo”, explican desde una de las mayores entidades residenciadas en Cataluña.

Lo cierto es que más allá de expresiones puntuales visualizadas en redes sociales, no se han registrado colas en ninguna oficina bancaria catalana. Tampoco se ha sentido una especial tensión de caja por una mayor retirada de fondos, ni el cierre de cuentas corrientes o de ahorro ha sido mayor que el de una jornada habitual, según señalan a SABEMOS fuentes del sector.

Las reacciones no se han hecho esperar para algunas entidades con presencia significativa en Cataluña. Es el caso de BBVA (que adquirió recientemente la red comercial de la antigua Catalunya Caixa), que fue cuestionada por escrito por el Colegio de Médicos de Cataluña, respecto a la posibilidad de que efectivamente el banco abandonase el territorio en caso de que éste se independizase. Este 

Un empujón a la banca alternativa

Lo que sí ha podido contrastar SABEMOS es el hecho de que se ha disparado desde el viernes el interés y las peticiones de información respecto a las entidades financieras (pocas y relativamente pequeñas) que no pertenecen a las dos principales patronales bancarias. Es el caso de la Caja de Ingenieros (Caixa d’Enginyers), que pertenece a la patronal UNACC, que se ha mantenido al margen en la disputa soberanista. Esta entidad con con 13 oficinas en toda Cataluña, y que tras el interés mostrado por líderes independentistas dispuestos a cambiar de entidad (ver imagen inferior) durante estos días se ha visto más desbordada por posibles clientes demandando información sobre cómo abrir una cuenta.

Aunque de forma oficial la entidad no aporta datos sobre si está captando o no nuevos clientes entre el granero independentista, lo cierto es que fuentes internas de la Caja de Ingenieros reconocen estar recibiendo un volumen de usuarios muy superior al habitual. “El volumen de llamadas a centralita es entre el doble y el triple de lo habitual”, señala un empleado de la caja que prefiere no ser identificado. “Pero esto tardará un tiempo en poder traducirse en datos sobre nuevos clientes y en un aumento de los depósitos”, aclara.

Uno de los nuevos clientes de la Caja de Ingenieros es Joan Olivé, uno de los impulsores del proyecto de cooperativa Caixa Catalana, una iniciativa independentista aún en fase embrionaria que pretende servir para recuperar la soberanía también desde el punto de vista financiero. “He estado en la Caja de Ingenieros para hacerme una cuenta, y allí me han dicho que están haciendo turnos de tarde y horas extra para poder gestionar todas las personas que les están llegando. También mi mujer se ha abierto una cuenta”, asegura.

Por redes sociales como twitter, por su parte, son varios los usuarios que muestran públicamente folletos o detalles corporativos relativos a la Caja de Ingenieros. También en Facebook la página de la entidad tiene menciones y muestras de interés por parte de posibles clientes. ¿Servirá el conflicto independentista para que esta entidad gane cuota de mercado en Cataluña?

Otro banco no alineado con las grandes patronales es Triodos, entidad perteneciente al subsector de la banca ética. Fuentes conocedoras de la situación han confirmado a SABEMOS que en la última semana se ha disparado el interés de clientes independentistas descontentos con el comunicado conjunto de AEB y CECA. “Están llegando muchos nuevos clientes y la mayoría nos especifica que vienen precisamente para castigar a Caixabank u otros bancos en contra de la independencia”, explican.

FOTO: ISAAC BORDAS en FLICKR