El presidente de Ciudadanos pide al líder de Podemos que aclare si su candidato autonómico apoyará a Mas o a Arrimadas. Iglesias le llama “pájaro naranja”, vuelve a asociarle con Rajoy y niega que Sí que es Pot vaya a respaldar al actual presidente de la Generalitat.

La batalla de las elecciones catalanas tiene múltiples frentes abiertos y uno de los más disputados es el que mide a Ciudadanos y Podemos por la segunda plaza. La implicación de todos los líderes nacionales está haciendo que suba el tono de los ataques personales entre ellos, en especial entre los mandamases de los partidos emergentes, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Esta mañana han dejado muestra de ello en Twitter, enzarzándose a cuenta de la investidura del próximo presidente de la Generalitat.

“Espero que el candidato separatista de ‘Coleta Morada’ no ‘haga el indio’ y apoye a Inés Arrimadas antes que a Mas…”, ha escrito Rivera para incidir en uno de los mensajes clave de su partido: Catalunya Sí que es Pot no es una opción fiable porque se dice no secesionista y presenta un candidato que en la consulta del año pasado votó a favor de la independencia. El todavía diputado catalán, que hace campaña a diario junto a Arrimadas, ha acompañado el tuit de una foto del cabeza de lista de Iglesias rotulada Lluís Rabell: “Yo soy el candidato a la presidencia de la Generalitat. He votado Sí-Sí a la independencia”.

Rivera daba así respuesta a la intervención del secretario general de Podemos en Nou Barris (Barcelona). Iglesias adoptó el lenguaje indio con que Artur Mas atacó a los líderes nacionales -pidiendo a los electores que el domingo les hagan un “corte de mangas”- para reprenderle a él y de paso dar un pulla a Ciudadanos, con quien quiere competir por el voto no independentista del cinturón metropolitano barcelonés. “Coleta morada no entender pequeño Pujol votar reforma laboral con gran jefe plasma”, empezó el eurodiputado antes de cantar a Krahe para atacar al candidato de Junts pel Sí.

Tras eso, llegaron los dardos al líder del PSOE -“gran bandera Sánchez traicionar a su tribu”- y al de Ciudadanos: “pájaro naranja Rivera vender humo. Pájaro naranja Rivera humo ser para mandar señales, no ser para vender. Coleta morada creer pájaro naranja ser gaviota azul”. El ataque de Iglesias, que mitin tras mitin insiste en asociar los proyectos de C’s y del PP, no ha sentado bien al aludido, provocando el citado comentario.

Ni una hora ha tardado el eurodiputado de Podemos en responder, siguiendo la consabida estrategia. “No votaremos a Mas ni pediremos apoyo a Arrimadas. ¿Puede asegurar Pájaro Naranja Albert Rivera que no investirá a Mariano Rajoy?”. Iglesias da la vuelta así a la pregunta del líder de Ciudadanos y da por hecho que su candidatura quedará por delante el 27-S, pese a lo cual no buscará un pacto con la formación naranja.

Ambos líderes ya fueron noticia en la campaña de las autonómicas y municipales de mayo por el cara a cara que varios medios propusieron y que finalmente no se celebró. Iglesias rechazó enfrentarse a Rivera ante las cámaras de Cuatro, aunque luego se dijo dispuesto a debatir. Para las generales, el líder de Ciudadanos ya ha recogido el guante lanzado por la periodista Ana Pastor para protagonizar un debate a cuatro bandas, junto al candidato de Podemos, Rajoy y Sánchez.